Industria petrolera cubana apuesta por la estabilidad productiva

Esa planta llega a 10 años de reactivada (21 de diciembre de 2007), con pasos firmes en el procesamiento de crudo y mejoría en sus indicadores.

Al respecto, el gerente general de dicha industria, Hemenegildo Montalvo, declaró que durante la última década laboraron con un nivel de operaciones cercano a los indicadores de diseño de la planta, muy estable y con logros en sus planes productivos.

El cumpleaños de la refinería apunta novedades, como la culminación de la cooperación mixta con la empresa venezolana PDVSA; de ahí que se transforme ahora en una sociedad mercantil ciento por ciento cubana, dirigida solamente por la Unión Cuba Petróleo (CUPET).

Montalvo agregó que obtuvieron muy buenos resultados en los rendimientos de derivados valiosos, y en los indicadores de eficiencia.

Mencionó que dentro del proceso de refinación simple está el costo de producción global entre los cuatro o cinco dólares, muy próximo a los estándares mundiales.

También refirió que la calidad del producto final es muy buena, porque se obtiene un combustible con las normas requeridas para los grupos electrógenos, y las termoeléctricas cubanas.

«Ello demuestra que el proceso de reactivación de la industria refinadora se lleva con todo el rigor, al punto de lograr cumplir año tras año», acotó el directivo.

Otro de los retos productivos es procesar crudo de diferentes calidades, lo que confirma la capacidad de la instalación para admitir carburantes de grados medios y ligeros.

El 21 de diciembre de 2007 los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Cuba, Raúl Castro, reinauguraron la procesadora, dentro de los proyectos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA).

Durante el 2017 la refinería Camilo Cienfuegos procesó ocho millones de barriles de petróleo. Con la colaboración de PDVSA, llegó a mover hasta 65 mil barriles de crudo por día.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.