Película cubana Sergio & Serguei cautiva en Festival Latinoamericano (+Video)

La sala Taganana del Hotel Nacional fue testigo de la gran concurrencia que asistió al encuentro con el equipo de realizadores  del filme en competencia en este festival.

Al decir de su director, la película habla de la amistad, de lo que prevalece más allá de las coyunturas políticas, y aunque expone un período complejo de la historia de Cuba, lo enfoca con cierta nostalgia pues seleccionó como narradora a una niña.

De este modo, el realizador evita que la precariedad económica de la década de 1990 y el trauma que significó la desaparición de la Unión Soviética para la generación cubana adulta del momento, conlleven al espectador a una depresión; por el contrario, apuesta por los valores humanos y el optimismo.

La fábula de un radioaficionado cubano que se comunica con un cosmonauta soviético en la famosa estación espacial Mir no es creíble, observó Daranas en conferencia de prensa, pero el argumento ficticio le permitió aludir varias realidades y hacer críticas concretas.

Gracias al desempeño actoral de Tomás Cao, Héctor Noas, Mario Guerra, Yuliet Cruz, Ana Gloria Buduén, Armando Miguel Gómez, Camila Arteche y Ailín de la Caridad Rodríguez, y al guión de Daranas, el espectador consigue identificarse con la mayoría de los personajes y reconocer a los negativos.

Muchos cubanos ven reflejados en la cinta vivencias, reacciones y sentimientos similares y, quizás sorprendan las metáforas para subrayar lo malo, aquellas cosas que -a juicio del director- deberíamos dejar de tomar en serio porque nos paralizan, pero no se cae en el choteo, ni en ningún exceso.

La obra cuenta con la actuación especial del estadounidense Ron Perlman en el papel de un periodista judío residente en Nueva York cuyas investigaciones revelan diferentes formas de corrupción de su gobierno.

El personaje de Peter conforma una tríada con el cubano Sergio y el ruso Serguei que permitirá resolver uno de los conflictos del drama y ponderar la amistad, la solidaridad y el humanismo, por encima de cualquier creencia política o necesidad material.

Perlman considera un orgullo poder decir que logró participar en un proyecto cubano, pese a haber tenido que llenar tres mil páginas de permisos para venir a trabajar a La Habana.

El artista destacó la emoción de ser uno de los primeros norteamericanos en venir y trabajar en un proyecto cubano pese a la presión del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla, hace más de 50 años.

A él mismo le consta la vigencia pues cuando pidió permiso al Sindicato de Actores de Cine, conocido como SAG por sus siglas en inglés, le recordaron que sobre Cuba pesa un embargo.

El actor aseguró que su lugar favorito en terreno profesional es el cine independiente porque quienes a él se dedican no están ahí por dinero sino porque les encanta el séptimo arte y comparten un entusiasmo y una visión cinematográfica.

Además de actuar en Sergio & Serguei, Perlman terminó siendo uno de los productores de la película que compite en la 39 edición del Festival, dentro del apartado de ficción, y que esta noche se proyectará en el cine Charles Chaplin de esta capital, según el reporte de la agencia Prensa Latina.

 

 

Leer más

– Sergio&Serguéi : Una película que hace reir… y pensar

 

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.