Salud y educación, sectores más beneficiados en Cuba durante 2015

En el habanero Palacio de Convenciones, donde acontece la sesión plenaria del VII periodo ordinario de sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), Pedrazar expresó que el pasado año se aseguraron los servicios sociales básicos que recibe la población.

Se dio respuesta a las demandas del sistema primario de salud y sus instituciones asistenciales, manifestó Pedraza, quien señaló que se trabajó igualmente en la higienización y eliminación de vectores, ante los diversos eventos epidemiológicos.

Tales declaraciones fueron confirmadas en el dictamen parlamentario sobre la liquidación del Presupuesto del Estado en 2015, el cual manifiesta que los recursos aprobados para la seguridad social permitieron abarcar un millón 675 mil 225 jubilados, con un incremento de la pensión media.

Según ese texto, se destinaron mil 117 millones de pesos -44 millones 680 mil dólares- para subsidiar personas naturales en labores constructivas de viviendas, aunque los legisladores consideraron que faltó agilidad para concretar ese proceso.

En ese sentido, la titular caribeña de Finanzas y Precios indicó que fueron ejecutadas acciones de conservación y rehabilitación de viviendas, como parte de la política trazada para revertir paulatinamente el estado del fondo habitacional.

De igual forma, agregó, estuvieron garantizados los subsidios para mantener los precios de la canasta familiar normada.

Los legisladores de la mayor de las Antillas consideraron que se requiere superar los problemas manifestados en la planificación, ejecución y control del Presupuesto del Estado.

La actividad presupuestada tuvo carencias en las ofertas de bienes y servicios, lo cual impactó en el cumplimiento de algunos programas de reparaciones y mantenimientos constructivos, así como en la adquisición de insumos en general.

No obstante, se aseguró el financiamiento para las producciones nacionales con destino a la exportación y sustitución de importaciones, que representaron ahorros sustanciales de divisas al país.

Las inversiones presupuestadas se concentraron en proyectos de infraestructura ferroviaria, hidráulica y de viviendas, aunque existieron inejecuciones en el año.

El sector empresarial cubano garantizó alrededor del 90 por ciento de los ingresos captados, lo que muestra a la empresa estatal socialista como pilar fundamental de la economía y de su desarrollo sostenible.

Aún existen potencialidades de ingresos en el sector no estatal que constituyen recursos a favor de los presupuestos locales, pero se llamó la atención sobre fisuras en los procesos de planificación, gestión y control de los mismos desde los municipios.

Por otra parte, las cooperativas no agropecuarias lograron resultados favorables en los impuestos sobre ventas, servicios y utilidades, aun cuando un número de ellas incumplió sus obligaciones fiscales.

Los trabajadores por cuenta propia incrementaron sus aportes, pero a pesar de las acciones realizadas para lograr una mayor cultura tributaria y disciplina fiscal, se denotan irregularidades en las fechas de pago, así como persisten conductas evasoras mediante subdeclaración de ingresos.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.