Un joven “orquesta” en Radio Rebelde

Contrario al refrán de “quien cree saber de todo, no sabe nada”, este joven de 35 años de edad recorre, por más de una década, los pasillos de esta emisora nacional cubana en busca de nuevas oportunidades y formas de dominar cada una de las especialidades de la radio.

“Siempre me gustó trabajar en los medios de comunicación y sobretodo, en la parte creativa. La propaganda radial es lo que más disfruto actualmente, porque es la que me permite poner a prueba mi imaginación e intelecto. Esto es lo que más disfruto. Rebelde es una estación que transmite las 24 horas del día, lo que me mantiene todo el tiempo realizando mensajes propagandísticos, jingles y promociones que ayuden a la formación en valores de la sociedad cubana”.

“Esta estación radial me abrió la puertas al mundo sonoro, y en él quedé atrapado. Fue la locutora Gladys Goizueta quien me animó al mundo de la propaganda y a ella le agradezco la confianza y la capacitación en la mayoría de las especialidades de la radio.”

Marcelo estuvo a cargo de la Sala 500 atendiendo las llamadas de todos los corresponsales de Radio Rebelde en el país, dirige en ocasiones al colectivo del programa Estaciones que sale al aire por la señal de esta emisora y colabora, a través de la locución, con Radio Reloj.

Cuando le pregunté si en su desarrollo profesional había encontrado alguna barrera, respondió: “Ninguna. Las dificultades se enfrentan. Ellas no pueden vencer el deseo de conocer y dominar cada día más el medio para el cual trabajas.”

“Hay muchas personas de avanzada edad que sienten cierto temor a ser remplazados por los jóvenes y les niegan la oportunidad de superarse en temas de dirección de programas u otras ramas del medio. En ocasiones se les olvida que fueron jóvenes y aunque son los menos, sí encontramos a algunos que rechazan nuevas ideas, propuestas y formas diferentes de comunicar o realizar un mismo proyecto de radio.”

El tener una “mirada joven” a cualquier proyecto radiofónico no siempre representa una garantía de éxito, porque si bien existen muchachos que son capaces de asumir responsabilidades, estudian y se superan diariamente, ya sea como periodistas, escritores, musicalizadores u otra especialidad del medio, existen otros a los que les importa solo el salario y les da lo mismo una cosa que otra.

“En este caso pienso que lo importante es la oportunidad. No tener miedo a equivocarse. Todo joven que llega a los medios de comunicación masiva debe ir de la mano de la experiencia. Nunca se sabe todo, incluso los profesionales con más años de trabajo, aprenden algo nuevo todo los días. La fusión de juventud y experiencia es lo más importante.”

“Desconocer o dar de lado a los jóvenes es darle la espalda al futuro. Ellos son el relevo, los continuadores de toda la actual obra creativa de la radio.”

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.