Los recuerdos de Isidro Ramírez Bravo

Recuerda Isidro que desde el mes de mayo ya estaba todo listo para iniciar las transmisiones de forma permanente y oficial.

Había acabado la etapa de pruebas, que se realizaron de forma diaria por espacio de dos horas, con el número musical Ritmambo cha cha cha, interpretado por la Orquesta Riverside.

Sin embargo, algunos detalles burocráticos, como el retraso en la autorización por parte del Ministerio de Comunicaciones de entonces de las frecuencias a utilizar para la transmisión, la inauguración no se realizó hasta un mes después.

Era domingo, y el reloj marcaba las diez de la mañana, cuando por las frecuencias CMFA, 1 110 kilohertz en amplitud modulada, para Camagüey; CMJY, 760 kilohertzios para Ciego de Ávila y CMJ 18 FM, canal 72 en los 102.3 megahertz; se escuchó el definitivo: «Desde la cuna del Bayardo y para toda la provincia trasmite Radio Cadena Agramonte, las emisoras que cubren de Holguín a Santa Clara».

Isidro, junto a Benito La Cal León y Jaime Velazco Pimentel, operaron el audio. El staff lo completaban en la locución Eduardo Govin Díaz, Eduardo León Drago, Armando Álvarez, Ernesto Mediaaldea y Fransisco López Escobedo; como productores, Rogelio de Armas Valdés y Ricardo Zaldívar del Risco; como periodistas, Mario Torres López y Pablo Terrón Bolaños; y como técnicos, Leopoldo Rodríguez Fernández y Víctor Marce.

El estreno fue un éxito, a pesar de las escasas condiciones técnicas: tan solo una consola, cuatro micrófonos, seis líneas telefónicas, una grabadora de cinta y un transmisor de FM.

Tras el debut, en horas de la tarde, todo el colectivo se trasladó hasta La Bolerita, sita en la Avenida Finlay, esquina a la Avenida Saratoga, para celebrar la salida al aire de una emisora que desde su concepción prometía ser diferente.

En la noche, hubo una gala artística en el recién inaugurado cine-teatro Alkazar, en la Avenida de La Caridad.

Desde el mismo comienzo, Radio Cadena Agramonte acaparó la atención del público, por la forma dinámica de la locución y la de presentar la música, así como los numerosos spots que sus locutores utilizaban para enriquecer las emisiones, entre ellas: «Radio Cadena Agramonte, con la mejor música y sin montones de anuncios» y «Los tres pegaditos», que no era más que la presentación de tres números musicales seguidos sin  interrupción.

Luego de casi ya 60 años, y aunque con una forma diferente de hacer radio, Cadena Agramonte continúa cosechando éxitos; el mejor de ellos sigue siendo la preferencia de sus oyentes. 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *