¡Aquí el pueblo!, desde Cienfuegos una tribuna totalmente popular

Con esa pregunta me sorprendió la colega Damaris Leiva de la Televisión Cienfueguera apenas concluyó el programa número 15 y en el que se cerraba el ciclo del primer año de un espacio radial conducido por las principales figuras políticas y gubernamentales de la provincia. 

Resulta difícil explicar lo que se siente porque un año parece ser un tiempo donde se hacen muchas cosas y este espacio radial ha sido tan trepidante que casi no nos ha dado tiempo a pensar que hace un año comenzó la aventura. 

Es verdad que cuando uno tiene un oficio de más de 40 años en una actividad no le resulta imposible nada en dicho oficio. También es verdad que me he apartado un tanto de los programas musicales y me he inclinado por el periodismo radial.

Lo que para muchos fue una locura, hacer un programa de micrófono abierto en el eje mismo del periodo especial y en Cuba fue y es un empeño mayúsculo… Pero AQUÍ EL PUEBLO ha resultado una experiencia completamente nueva. 

Es realmente impactante darle la posibilidad a la gente de a pie… a lo más humilde de este humilde pueblo, de tomar la palabra y poder hablarle (sin protocolos ni solicitud previas de despachos) a nuestros dirigentes más altos; hablarle de sus problemas y lo que es más importante: que se le pida cuanta a los funcionarios presentes relacionados con el tema y que se le exija una visita, una evaluación o una solución de los mismos. 

Entonces la radio deviene herramienta magnífica y cumple el postulado de Bertold Brecht que predecía: “La radio sería el más fabuloso aparato de comunicación imaginable de la vida pública, un sistema de canalización fantástico, es decir, lo sería si supiera no solamente transmitir, sino también recibir, en otras palabras, si consiguiera que el oyente no solo escuchara, sino que también hablara, que no quedara aislado, sino relacionado”.  

En cuanto al proceso productivo, la llamada ingeniería radial, es magnífico ver cómo en cada emisión los políticos y administradores se van compenetrando con el medio, cómo van aprendiendo del léxico radial y cómo se integran al proyecto con la pasión del más apasionado de los radialistas. 

De todas formas, confieso (y se lo dije a la colega de la TV en la entrevista), no resulta nada fácil eso de darle indicaciones y órdenes a una autoridad como la Primera Secretaria Lidia Esther Brunet Nodarse, quien no sólo nos ha regalado en cada trabajo de mesa una disertación de humanismo, de comprensión y de humildad, sino también de disciplina y de profundo respeto al trabajo de la radio. 

Para mí, que he pasado media vida quejándome de la insuficiente valoración de nuestras autoridades locales en cuanto a la radio, al fin puedo comprobar y de primera mano, que somos queridos y valorados en una medida justa… y para eso también ha servido, AQUÍ EL PUEBLO. 

Tomado del Blog: 100Fuegos del periodista Fabio Boch

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.