26 de julio: Una celebración genuinamente cubana y revolucionaria

La actividad por el Día de la Rebeldía Nacional comenzará a las 7:00 am, hora local, en la Plaza de la Revolución Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, de la capital espirituana.

El segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), José Ramón Machado Ventura, será el orador principal del evento que recuerda la acción heroica de un grupo de jóvenes decididos a acabar con la dictadura de Fulgencio Batista.

La explanada que se ubica frente a la sede del Comité Provincial del PCC está engalanada por banderas cubanas y del 26 de Julio, y en estos momentos una amplia representación del pueblo espirituano ocupa espacio para celebrar la gesta heroica.

La XXV Brigada puertorriqueña de Solidaridad con Cuba Juan Rius Rivera, un grupo estadounidense encabezado por la activista Gloria La Riva y una representación de la XXVII Caravana Pastores por la Paz, participarán en la conmemoración.

Otros visitantes extranjeros confirmaron su presencia, entre ellos 13 estudiantes miembros de la Asociación de Amistad Austria-Cuba, mientras estarán presentes jóvenes de diversas nacionalidades que cursan estudios en universidades de la provincia, que mostró durante los últimos meses un sostenido incremento de sus principales indicadores económico-sociales, incluidos el crecimiento de sus producciones y el cumplimiento del plan de producción de azúcar.

Igualmente, los trabajadores espirituanos sobrecumplieron sus ingresos y redujeron los gastos, con aportes importantes de sus empresas y del sector no estatal al desarrollo del programa turístico en el territorio.

Esos y otros resultados, entre ellos la culminación de un conjunto de obras para la recuperación urbanística, contribuyeron a la elección como sede del acto central por el 26 de Julio, reconocimiento que cada año corresponde a una de las 15 provincias del país.

Con esa acción se honra la fecha en la que un grupo de jóvenes encabezados por el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, asaltaron los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, con el fin de convocar a la insurrección popular.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.