Reconocen aportes de Fidel Castro a la integración latinoamericana y caribeña

De acuerdo con Cortorreal, la CELAC destaca el liderazgo y la trascendental trayectoria política del estadista, así como su significado para Cuba y el mundo.

«Las muestras de aprecio y sinceras condolencias por el fallecimiento de Fidel, expresadas por los pueblos y gobiernos latinoamericanos, caribeños y de otras partes del mundo, son testimonio de su importancia como referente universal de dignidad y lucha por la justica social», dijo Cortorreal.

En un evento especial de la Asamblea General de la ONU, y en la que se dedicó un minuto de silencio a la memoria del político antillano, le rindieron tributo organizaciones como el Grupo de los 77 más China, el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), la Comunidad del Caribe (CARICOM) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), reporta la agencia Prensa Latina.

Embajadores de países de varios continentes intervinieron en su capacidad nacional para resaltar la obra y el legado del Comandante en Jefe, entre ellos los de Rusia, Venezuela, la India, China, Nicaragua, Sudáfrica, Vietnam, Angola, Belarús, Irán, Palestina, Argelia y Siria.

En la primera intervención el presidente del máximo órgano deliberativo de Naciones Unidas en su 71 Período de Sesiones, Peter Thomson, lo llamó uno de los íconos y líderes más influyentes del siglo XX.

«Fidel Castro, para muchos, resumió durante casi cinco décadas las luchas del Sur Global por la independencia, la justicia y el desarrollo», afirmó.

También lo calificó de hábil orador, capaz de atraer la atención de multitudes, que colocó a su país en el escenario mundial, por su compromiso contra un orden mundial desigual.

«Para la mayoría de los cubanos, Fidel Castro fue y será recordado como el hombre que llevó dignidad y niveles de progreso social que despiertan envidia en el planeta», dijo el diplomático fijiano, quien subrayó los indicadores de la mayor de las Antillas en educación y salud.

Asimismo, resaltó su llamado a salvar al mundo de la guerra, el subdesarrollo, el hambre, la pobreza y la destrucción de los recursos naturales indispensables para la supervivencia de la humanidad.

«En su última intervención en la ONU, durante la Cumbre del Milenio de 2000, esbozó los desafíos que la comunidad internacional recogería 15 años después en los Objetivos de Desarrollo Sostenible», recordó.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.