Industria cubana, esencial para el desarrollo económico

Según los datos ofrecidos, en ambos periodos, los principales incumplimientos estriban en las exportaciones de palanquillas de acero, debido a roturas en las acerías.

La solución a este problema, y a la producción de acero en general, explicó, pasa por la modernización de la empresa Antillana, cuya inversión ya está en marcha y comenzará a ofrecer sus frutos a partir del año 2018. No obstante, el próximo año se trabajará en renovar el laminador de las Tunas, lo cual tributará al mejoramiento de la producción.

Pardo Cruz puso énfasis en las tres políticas aprobadas hasta la fecha para el fomento y desarrollo del reciclaje, el reordenamiento y uso eficiente de equipos y máquinas herramientas, y el avance de la industria de envases y embalajes.

Señaló que se trabaja en la elaboración de una política de redimensionamiento del plantel industria, unido a otros temas como el mantenimiento y el recape de neumáticos, actividad que le reporta ahorros considerables al país.

El titular significó a los parlamentarios que la industria cubana y el esfuerzo de sus miles de trabajadores juegan un papel preponderante en las estrategias de desarrollo del país.

Al referirse al reciclaje de materias primas,  Pardo Cruz, informó a los diputados que se agilizan las acciones para la ejecución del proyecto de Manejo Integral  de los Residuos Sólidos Urbanos.

Agregó que está en proceso la propuesta de modificación de la Ley de Reciclaje, y mencionó como deficiencias de la política, entre otras, la disminución del fondo metálico del país, y el insuficiente número de casas de compra de materias primas.

Respecto a la política para el desarrollo de la industria de envases, suscrita en el 2012, agregó que ha beneficiado el desarrollo de la rama, con prioridad para las producciones que aseguran las exportaciones, el avance agroalimentario, la actividad biofarmacéutica y la venta de materiales de la construcción.

No obstante, reconoció que aún se importan alrededor de 310 millones de pesos en envases, donde predominan los de vidrio, flexibles y las latas de aluminio.

La mayor dificultad, precisó, está asociada a la no materialización de inversiones relacionadas con los reglones que más se importan. Anunció que está adelantada la conformación de una empresa mixta en la Zona Especial de Desarrollo Mariel para la fabricación de envases de aluminio.

En torno a la política para el reordenamiento y uso eficiente de las máquinas de herramienta, el titular del Mindus insistió en que esta contribuya a incrementar la fabricación y recuperación de piezas de repuesto.

Salvador Pardo también puntualizó en las deficiencias asociadas al mantenimiento industrial. Hoy, apuntó, solo el 16% de los problemas identificados corresponden a la disponibilidad de recursos y la falta de financiamiento, mientras que el 84% se refiere a problemas de planificación y organización.

Asimismo hizo referencia al aseguramiento del Mindus a programas priorizados por país como por el ejemplo el arrocero, ganadero, avícola y porcino.

En cuanto al enfrentamiento a la sequía y el ahorro de agua citó la producción, aún insuficiente, de herrajes sanitarios y otros surtidos. Y respecto al uso eficiente de la energía abundó en lo concerniente a la entrega de módulos de cocción.

Tampoco el ministro de Industria pasó por alto la contribución de su organismo al mejoramiento del transporte, así como a la canasta familiar normada, el Turismo, la Salud y la Educación.

Finalmente, Pardo Cruz aludió a las proyecciones para la recuperación de las capacidades de la industria, entre los que figuran, alrededor de 80 proyectos de inversiones y negocios con capital extranjero.

Fuente. Granma, Radio Reloj

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.