Fidel no ha muerto porque las ideas no mueren

También participan primeros ministros y vicpresidentes de varios países; delegaciones de Rusia, Viet Nam y China; enviados especiales de gobiernos y Estados, así como otros dirigentes cubanos y personalidades.

Con profunda emoción, la primera actriz cubana Corina Mestre declamó el poema «Marcha triunfal del Ejército Rebelde», de Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, escrito entre el 1 y el 8 de enero de 1959, a pocos días del Triunfo de la Revolución

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo en sus palabras inaugurales que «Fidel ha muerto, murió invicto; solo el inexorable paso de los años lo pudo derrotar. Murió haciendo honor a su nombre, Fidel: digno de fe, la fe que puso en él su pueblo y toda la Patria Grande».

«Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos», aseguró el mandatario ecuatoriano, el primer orador internacional del solemne tributo al líder de la Revolución Cubana.

El dignatario latinoamericano señaló que los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos. «Fidel seguirá vivo en los niños que van a la escuela, en los obreros… En el continente más desigual del planeta nos dejaste el único país con cero desnutrición infantil, con la esperanza de vida mas alta y sin niños viviendo en la calle», añadió.

«Cualquier país capitalista en América Latina colapsaría a los pocos meses con un bloqueo como el que soportó Cuba», agregó.

«Cuba ha sido solidaria con nuestra revolución ciudadana del siglo XXI. Muchas gracias Fidel, muchas gracias pueblo cubano!», exclamó emocionado.

Asimismo, citó parte de la letra de la canción El Necio, del trovador Silvio Rodríguez, así como enunció el concepto de Revolución del Comandante en Jefe.

A continuación, Jacob Zuma, Presidente de Sudáfrica, expresó que «la muerte del compañero Fidel es una pérdida dolorosa para el pueblo de Sudáfrica, pues él estuvo al lado nuestro y respaldó nuestra lucha para acabar con el Apartheid. Sabíamos que podíamos confiar en Cuba».

Más adelante puntualizó que el pueblo y el gobierno de Sudáfrica lamentan el fallecimiento de uno de los grandes héroes de la historia, «nuestro compañero Fidel Castro Ruz. Nos sumamos a las fuerzas progresistas al luto y celebramos la vida de este hombre que luchó por los explotados».

«La relación especial entre Cuba y Sudáfrica se cimentó con la sangre de los soldados heroicos que pagaron con su sangre por su convicción en el antimperialismo y la justicia», acotó Zuma.

El Jefe de Estado sudafricano recordó que Cuba desplegó casi medio millón de soldados en África para combatir la intervención extranjera en el continente a lo largo de varios años.

Aseguró que la presencia cubana en Angola se destaca como uno de los ejemplos más grandes de solidaridad a nivel internacional. «La derrota histórica del régimen racista condujo a la liberación de Sudáfrica en 1994, además de la victoria del MPLA en Angola y la liberación de Namibia. Saludamos a Fidel por estas conquistas».

Luego aseveró que Cuba no estaba buscando oro ni diamantes, los cubanos solo querían la libertad de África. «La Revolución cubana fue y sigue siendo una fuente de inspiración para Sudáfrica. Hoy día Cuba exhibe indicadores de salud superiores a los de países desarrollados y ha enviado miles de sus médicos a disimiles regiones del mundo».

«¡Qué viva Cuba! ¡Qué Viva Fidel!», así comenzó su discurso el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, en el homenaje póstumo al Comandante eterno de la Revolución Cubana.

«En las últimas horas escuché que la prensa burguesa preguntaba: «¿Y ahora qué hará Cuba sin un líder?» Pero hemos visto al pueblo cubano más unido que nunca», subrayó Evo, y fue interrumpido por vítores de «¡Yo soy Fidel!».

El presidente boliviano señaló que entre los legados del hermano Fidel está su lucha por la dignidad y soberanía de los pueblos del mundo, así como hacer que la política sea alma moral para los pueblos del mundo.

«Fidel puso a Cuba en el mapa del mundo luchando contra la codicia del imperio; el mundo reconoce a Fidel como una figura inalcanzable”. Fidel demostró al mundo que no hay imperio perpetuo ni poder imperial impune. Derrotó en Naciones Unidas a Estados Unidos con la razón y con la justicia. Fidel no solo garantizó salud y educación para Cuba, sino que sacó del analfabetismo a muchos pueblos del mundo y con la salud hizo milagros. “!Muchas gracias Fidel!».

Con vibrantes palabras, el líder indígena conmocionó a los presentes: «Fidel no ha muerto, porque los pueblos no mueren, menos los que luchas por su liberación, porque las ideas no mueren, menos las que son sobre la emancipación, porque las luchas no mueren, menos las que están destinadas a favor de la humanidad».

«Fidel no ha muerto, no puede morir. Fidel está por encima de su propia vida… Fidel y Cuba cambiaron el mundo», sentenció Evo.

 

 

 

 

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.