Llama el ICAP a solidaridad mundial con Dilma Rousseff y Lula da Silva

En un combativo acto de solidaridad con ese pueblo, en defensa del orden constitucional en el gigante sudamericano y en rechazo a las expresiones de violencia e intolerancia que impulsa la derecha fascista, el Héroe de la República de Cuba, Fernando González -vicepresidente del ICAP-, reafirmó el apoyo incondicional de la mayor de las Antillas.

Ante Kenia Serrano, presidenta de la referida institución, de funcionarios del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX), estudiantes brasileños y de otras naciones, y vecinos de la barriada del Vedado, González señaló que se intenta también desacreditar a Lula, líder histórico del Partido de los Trabajadores (PT).

Recordó que Dilma se enfrenta a un juicio político fabricado por la oposición, con el apoyo del sector más reaccionario y conservador de la Cámara Baja, que una vez en el Congreso, ha traicionado la coalición del PT, al cual pertenece la actual mandataria.

Rafael Bogoni, del secretariado ejecutivo de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE) por la Unión Nacional de Estudiantes de Brasil, agradeció las muestras de solidaridad del gobierno y pueblo cubanos, que consideró no son solo hacia su patria, sino también hacia los pueblos de la región, pues la integración está amenazada.

Recordó que en los 13 años de liderazgo del Partido de los Trabajadores, y también con Dilma al frente de un gobierno elegido democráticamente, millones de compatriotas suyos salieron de la miseria, tienen acceso a la alimentación, al trabajo y al estudio, y por eso el pueblo brasileño está de nuevo en las calles en defensa de sus derechos y soberanía.

Por su parte, Graciela Ramírez, presidenta del Comité Internacional de Justicia, Paz y Dignidad de los Pueblos, dijo que en complicidad con la extrema derecha, el imperialismo yanqui pretende aplicar el mismo guión para Venezuela y otras naciones latinoamericanas, al intentar desestabilizar sus gobiernos legítimos, empleando la guerra mediática.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *