Preside Díaz-Canel balance nacional del INDER en Villa Clara

«Tenemos una visión humanista del deporte. No pretendemos un deporte elitista, sino para todos. Debemos asegurar una práctica masiva que mejore la calidad de vida del pueblo y para ello hay que buscar integralidad en el proceso formativo», afirmó Díaz-Canel.

Al presidir el Balance del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), correspondiente al año pasado, el dirigente cubano abogó por potenciar la calidad de las clases de esta especialidad, y mantener el proceso de fortalecimiento institucional.

«El profesor de educación física tiene que estar bien preparado, disciplinado, actualizado. Hay una pedagogía de la clase de Educación Física que no puede destruirse», puntualizó.

El informe presentado por Antonio Becali Garrido, presidente del INDER, evaluó el trabajo del organismo y profundizó en el valor de aumentar la práctica deportiva en las comunidades y fomentar la preparación de los profesores.

La atención a personas con discapacidad, la preparación de deportistas de alto rendimiento con vistas a competiciones internacionales y la necesidad de aumentar la fuerza técnica en los territorios, fueron otros aspectos abordados.

En esta reunión, se trazaron las pautas de trabajo para el 2016, año que coincide con la celebración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, donde Cuba espera tener un buen resultado.

Se insistió por los participantes en rescatar los conceptos de masividad, del deporte como derecho del pueblo que inculcó Fidel; de ir al rescate de ese tipo de entrenador que iba a la montaña a buscar los talentos, para pulirlos luego en las áreas deportivas.

«Eso debemos recuperarlo con nuestros propios esfuerzos. Utilizar más el perfil amplio de formación de nuestros profesores de Educación Física», reclamó Becali Garrido.

Trascendió que Cuba tiene prevista -hasta el corte de este mes de marzo- la participación en 21 deportes en la cita olímpica de Río de Janeiro, con una delegación de 242 atletas (93 mujeres y 149 hombres), de edad promedio de 25 años.

El momento fue propicio para hacer entrega de un reconocimiento a la destacada atleta Yurisleidis Lupetey Cobas, quien se retiró del deporte activo.

La Lupe del judo -única cubana que ostenta todos los títulos mundiales otorgados por la Federación Internacional de Judo en sus diferentes categorías- tuvo palabras de agradecimiento, y muy emocionada afirmó: «Estoy muy orgullosa de ser deportista cubana y que me hayan invitado a este balance. A partir de ahora me encargaré de formar nuevas judocas para mi país. Hay Lupe para rato. Muchas gracias».

Fuentes: Radio Reloj y periódico Vanguardia.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.