Radio Victoria, casi 70 y la magia perdura

Voz, sonido, efectos, silencio…y se hizo la magia de la Radio. Perfecta sintonía que surcó el éter en Las Tunas, por vez primera, en octubre de 1930, tras lo cual sobrevendrían, con cierta empiria y emoción, varias emisoras, entre las que se cuenta Radio Circuito, antecesora de la actual Radio Victoria.

Por: Naily Barrientos Matos. Publicado en Periódico 26.

No se aparta de su lado. ¡Radio Victoria siempre está! La frase bien valdría para un comercial, pero es la más pura realidad. 24 horas, los siete días de la semana… durante 69 años esta planta ha transmitido las esencias de su pueblo. Entre la memoria de los oyentes y los recuerdos de sus artífices late el alma de este hogar sonoro que abriga y acompaña de disímiles maneras y desde hace unos años, también en el espacio digital.

ELLOS, LOS DE ANTES, HOY Y SIEMPRE

Marina Martínez González sueña con la Radio, lo dicho no es frase hecha, sino literalmente, una realidad. Imágenes oníricas la devuelven otra vez a la cabina, de frente a los micrófonos, bien en labor periodística o en la locución, dirigiendo un programa o con sus dedos desfilando, creativos, por el teclado.

«Operador, rueda tema de presentación», «sube el corte», «tira la grabación»… esas órdenes, típicas en un máster de transmisiones, le han dibujado las horas de descanso nocturno y han impelido a su hija y a su esposo, Abel Peña, también periodista y radialista, a despertarla y, de golpe, devolverla a la realidad.

En su andar fructífero por la emisora de los tuneros Marina dejó una huella de cariño y respeto entre sus compañeros. No olvida a Oraldo Solís, Luis Manuel Quesada, Oscar Herrera, Ramiro Segura y Florencio Lugones, quienes constan entre sus primeros compañeros de labor; con los años llegaron otros como Florinda González, Mary Espinosa Peña, Yenima Díaz, Yusdel Rojas y tantísimos que han nutrido al medio en estos años.

«Me siento feliz de los momentos vividos en Radio Victoria y le agradezco mucho a quienes me ayudaron, porque la Universidad te ofrece teoría, pero la práctica es la que dice la última palabra. Agradezco cómo me inclinaron por una redacción de elegancia y claridad que me permitiera ofrecer información clara, precisa, sin ambages y con un mensaje directo que llegara a los oyentes. Creo que sí, que lo logré», reflexiona, hoy, al sopesar las enseñanzas de esas décadas.

omo ella, Mirtha Valdoquín Bello está llena de recuerdos. Mujer transgresora, llegó a la emisora tan solo con 16 primaveras; no tenía aún edad laboral y de manera voluntaria se adentró en la búsqueda de un oficio hasta quedar prendada por el mundo de la realización de sonidos, mayoritariamente masculinizado, y el que escogió para construirse profesionalmente a pesar de lo rigurosa que era entonces la actividad. En la actualidad, ya jubilada y desde casa nos comenta: «Yo crecí en la Radio, para mí era mi segunda casa, estaba cuando debía estar y hasta cuando no debía. Y lo que sé y soy, lo aprendí en ‘Victoria’.

«Siempre he dicho: ‘Vivan para la Radio y no vivan de la Radio’. Verán cómo van a triunfar».

Cuenta que poco visita la emisora porque siente que la nostalgia le agujerea el pecho y no vastarían los minutos para rememorar tantas historias entre cintas, casetes, grabadoras, consolas, computadoras… De esa etapa fecunda data también Frank Zamora Nuñez (Pancho), una de las voces autorizadas si de realización de sonidos se trata.

«Mientras estudié en la Secundaria fui parte de un círculo de interés relacionado con la Radio y eso me motivó a acercarme a ella en el año 1976. Me siento realizado de los más de 40 años de trabajo aquí. Me ha pasado que muchas veces he ido a un lugar y al decir mi nombre enseguida me dicen: ‘A usted yo lo oigo mencionar en la Radio'».

Durante muchos años Pancho fungió como realizador de sonido en espacios informativos en los que dejó una huella de amor y entrega. «Ser realizador es mi vida», considera este hombre-radio que recién acaba de jubilarse, pero que no se aleja del sitio en el que compartió con otros imprescindibles como Metodio Diez, Martha Salazar, Laraine Ortiz, Ulises Espinosa, Joel Lachataignerais Popa, Midgalia Igarza, Jorge Carbonell y Eddy López, primer comentarista deportivo y formador de otros profesionales de la palabra de amplio prestigio en el país.

Algunos de ellos, hace unos días, se reencontraron en su casa de siempre y fue hermoso verlos recordar y contar de cómo ayudaron a gestar programaciones de gran valía, con lo que hoy serían recursos obsoletos.

TIENEN LA PALABRA…LOS OYENTES

Quienes hacemos radio dejamos el corazón en cada mensaje, porque el oyente radiofónico es el mejor y más agradecido exponente de lo que es una audiencia; así, hay tuneros como Denny Cutiño, Estrella Leyva, María Antonia Quintero y Rolando Ronaldo Polanco que no pierden la sintonía con su emisora, la misma que este martes cumple un año más de quehacer.

De esa entrega de siempre; de ese compromiso con el medio y quienes escuchan habló recientemente, en ocasión del aniversario 100 de la Radio cubana, Aliuska Barrios Leyva, directora de la emisora, tras recibir el Sello Dorado por el aniversario 100 de la Radio cubana, a título de un colectivo que ama lo que hace.

«Está ahí la labor de todos los radialistas tuneros, no solo de sus hacedores actuales, sino de los tantos que a lo largo de este tiempo se han desempeñado en la planta. Es también un regalo para Radio Victoria, que cumplirá 69 años el próximo 20 de septiembre», dijo en esa oportunidad.

¿Qué la Radio es cosa del pasado? ¡No, qué va! Se adapta, se transforma y se reacomoda… perdura y hoy por hoy acompaña, informa, entretiene, complace, polemiza…lo hace también desde el universo digital en esta era de convergencias y mediaciones. En un espacio u otro, la Radio siempre está; ahora rejuvenecida por nuevos ingredientes que llegan con el pasar de los años, pero sazonados por el amor y la entrega de tanta gente que vibra al ritmo de este sonido para ver.

Autor

Un comentario en «Radio Victoria, casi 70 y la magia perdura»

  1. Felicidades infinitas a todos los trabajadores de la radio Tunera, radio Victoria, la mejor emisora del país, sin dudas.
    Un especialisimo saludo y un inmenso agradecimiento a los locutores del programa mañanero En Casa Yuly Cedeño y Adalberto que nos alegran y hacen reír con su profesional trabajo diario: inmensa ella, cordial y respetuoso él, cómo duo de trabajo insuperables. Jamás se separen, dejarán una huella eterna en la programación radial Tunera. Un saludo cordial a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × dos =