Resonancia rompe la rutina en Radio Cadena Habana

Guillermo Montesinos es de los directores imprescindibles en Radio Cadena Habana, la emisora de la música cubana.Su desempeño lo avalan 40 años entre consolas de grabación y micrófonos.

Montesinos graba, dirige y comenta programas especializados, y no hace más porque el día solo tiene 24 horas, aunque al término de la media noche agrega un tiempo de descuento, y así “no olvida sus jugueteos juveniles con el fútbol”.

En la actualidad hace los espacios: “Marca montuna” de corte campesino, (creado por él) “El mundo de la música”, “Estilos”, y “Jazz a lo cubano, espacios que, según dijo, disfruta muchísimo pues se considera «un voraz empedernido de la música cubana»

Como parte de su capacidad creativa hace poco afloró, “Resonancia” proyecto radial que como indica su nombre, resuena, retumba, y vibra por los 99.9 de la FM y los 1080 AM los domingos de 7 y 30 a 8 y 30 de la mañana en la capital.

Dentro de los objetivos del programa está invitar cada semana a un artista de cualquier manifestación y llegar a través de ella a la música cubana como principal eje del espacio.

«Dentro de los invitados hemos tenido poetas integrados a la temática musical urbana cuyos parlamentos se apoyan en el trabajo con un Dj, y un escultor, que al crear sus obras toma como musa inspiradora la música.. Estuvo también la artesana Pilar Regina, cantante y a la vez hacedora de títeres y el escultor William Agüero, quien incorpora la música a su creación visual como motivo capital para sus realizaciones», indicó el también percusionista.

Montesinos ha convertido el programa en una especie de pasarela de interesantes y novedosas propuestas que demuestran cuanto puede ayudar a un artista la música en el plano anímico creativo. «Otros que han pasado por esta novedad radial son Lázaro Morua excantante de los Van van, en la actualidad director de agrupaciones corales, creador de un método para batería de doble bombo y afín al trabajo con la familia de las armónicas”, aseguró el radialista.

Supimos que “Resonancia” es un proyecto joven de apenas tres meses. Surgió como resultado de una investigación relacionada con los géneros e intergéneros que pudieran enriquecer el espacio, tomando como base la música nacional, interpretada o no por artistas del patio.

«Se hizo de esta manera al descubrir algunos límites en las diferentes temáticas musicales que queríamos abordar. Por ejemplo, la música clásica o contemporánea, son temáticas limitadas, llega un momento en que conversar sobre lo relacionado con ambas se acaba.

A partir de esta realidad, buscamos exponentes de otras manifestaciones que de alguna manera estuvieran imbricadas con la música desde la perspectiva de cada cual.

A esta imbricación la llamo también puntos de convergencia artística, ellos nos llevan a la música, pero desde rutas diferentes, es como quien anda varios caminos, pero todos conducen a Roma», acotó el experto

El espacio es muy conversacional, todo fluye de manera espontánea, es el invitado quien lleva la voz cantante, yo apenas hablo solo hago algunas preguntas para descubrir esa maravillosa conexión entre la música y el quehacer del artista. Es una plaza donde se descubren cosas impensables, y a la vez sorprendentes», afirmó el instrumentista.

Equipo de realización una de las fortalezas del programa

«Somos pocos, aquí la frase “hacer más con menos” no es un eslogan, es una realidad. El equipo lo conformamos Yamilka del Risco en la edición, grabación, sonorización, y en todo lo demás que pueda aparecer en el camino, yo conduzco y dirijo, aunque los también realizadores de sonido Luis Roque y Luis Ángel Rodriguez en ocasiones participan del programa como parte de la tormenta de ideas previas a cada emisión, aseguró el director.

Estanialao es un melómano empedernido de todo tipo de géneros, pero desde que descubrió el jazz encontró la libertad para moverse en sus propuestas musicales.

«En el caso del programa “Armonías universales”, por ejemplo, siempre hay cabida para el trabajo tanto de los músicos cubanos como de otras partes del mundo. Para mí es siempre importante recordar que somos una potencia musical, basta ponerle oído a cuanta música se interpreta allende los mares y se verá algún referente nuestro: desde África hasta Japón.

Recuerdo con mucho placer una entrevista hecha al excelente músico estadounidense Marcos Mihler que muestra como desde su visita a Cuba en 2017 conectó de tal manera con Cuba que no ha podido desprenderse del fenómeno musical de la Isla.”

Con la experiencia de un decir con el que se ha ganado un público fiel, comenta Estanislao sobre la radio cubana actual:

“Siento que lo que más necesita la radio en estos días es actualizarse, conectarse con la radio de estos tiempos. Para ello, por supuesto, hace falta mucha información y, al mismo tiempo, vocación .

Creo que la radio lo primero que necesita es corazón, una voz y sonidos: músicas, efectos, pero la única manera en que eso se articula, emociona y entra en las venas de los oyentes es que haya corazón para hacerlo.

Recuerdo a la primera asesora que tuve fue Isadora del Río, una mujer sabia, que cuando no sabía sobre algo determinado tenía la decencia de preguntar y al momento salía a investigar para ponerse a tono con el contexto. Esa es una actitud loable y necesaria de imitar.

Una conversación con Estanislao Cordero se inicia y no se sabe cuándo termina por el cúmulo de información y experiencias que transmite. Ha asumido proyectos televisivos como “Hilo directo”, hace algunos años; pero su inquieta manera de ser lo ha llevado seriamente como guionista por los rumbos del audiovisual.

En este listado figuran proyectos como “Jazz en línea” y “Perfil vicentino”, este último proyecto es auspiciado por la embajada de San Vicente y las Granadinas y bajo la dirección de Alejandro Mayor.

De esa manera sigue descubriendo y acercándose a nuevas metas creativas aunque, indudablemente, la radio es su principio y fin. De ahí que sueñe con su propio canal online para regalar toda la música que mejor le hace vivir.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

÷ 8 = uno