Seis décadas en el dial

De mi época de estudiante recuerdo que, mientras nos reuníamos en la casa para estudiar, sintonizábamos una emisora de música instrumental, considerada como la de mejor compañía para mantenernos atentos a las obligaciones docentes. Con el tiempo supe que esa emisora era Radio Enciclopedia, una inédita opción de la radio cubana que abarca mucho más allá del perfil de música instrumental que se le tiene asignado por la audiencia.

Sabemos que, a diferencia de determinada música cantada, escuchar música instrumental ligera –recibida placenteramente– contribuye a alcanzar un relajado estado de ánimo. Si a ello le sumamos que Radio Enciclopedia tiene un equipo de locución integrado, completamente, por mujeres –un valor intencionalmente añadido–, profesionales que se distinguen por un sabio manejo de sus acogedoras voces, como para inhibirnos de no abandonar la sintonía, pudiera pensarse que todo está dicho acerca de esa emisora cubana.

Otro de sus valores es que ha preservado la línea de informar a sus oyentes con notas no solo de temas culturales, sino de cualquier otra arista de interés del conocimiento humano, pero siempre con una breve asignación del tiempo de lectura a cargo de la locutora, el imprescindible para que continúe la próxima selección musical y ni pensemos en la posibilidad de mover el dial.

Pero alcanzar semejante nivel de coherencia creativa para nada es el resultado de un hecho casuístico. Que esa emisora sea una fuente matriz de la radio por sus excelentes locutoras, reconocidos directores de programas y destacados guionistas, ha sido posible porque funciona un apasionado sentido de pertenencia a esa nave radial, en la cual todos y cada uno de sus integrantes conocen del rumbo escogido hace hoy 60 años, y se esfuerzan por preservarlo.

Entonces, felicitémonos todos por la dicha de tener entre nosotros a una emisora sin igual, como Radio Enciclopedia. Que en este nuevo aniversario reciba el elogio agradecido de generaciones de cubanos que hemos crecido bajo el maravilloso rango de su espectro radial.

Autor: Guille Vilar | internet@granma.cu

Un comentario en «Seis décadas en el dial»

  1. En 1962 estudiaba en la Habana en el primer semestre de ese año y en más de una ocasión en CMBQ me complacieron con música instrumental. Solicitaba mucho MAREA BAJA. No se por que Sr sitúa en noviembre su fecha de Fundación si inclusive aún estábamos en otras cosas militares en el interior
    Tengo un bache mental. Le deseo todo lo mejor del mundo a nuestra más querida emisora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *