Trece de marzo: Radio Reloj es la noticia

Llegó la orden aquel miércoles 13 de marzo de 1957, y Cuba fue testigo de una hazaña audaz, en la que la emisora de la hora y las noticias, la nuestra, se convirtió en protagonista.

No desconociendo el peligro, sin buscarlo, pero tampoco rehuyéndole, un joven de apenas 24 años tomó Radio Reloj, como parte de un conjunto de acciones que tendrían en el asalto al Palacio Presidencial la contienda principal.

José Antonio Echeverría era su nombre, el estudiante de Arquitectura que soñaba construir una Cuba libre, y que con traje azul y sonrisa amplia se formó en la Universidad, y desbordó los muros de la Colina para proyectarse en el pueblo.

Así llegó a Radio Reloj un 13 de marzo quien se ganó el honor de Presidente eterno de la Federación de Estudiantes Universitarios.

Fuerza de ideas

“Que nuestra sangre señale el camino de la libertad”, diría José Antonio Echeverría poco antes de iniciar las acciones del 13 de marzo de 1957.

Y como él, muchos otros también desafiaron las balas de la dictadura, por hacer realidad un sueño: la libertad de Cuba.

Significación especial para la familia relojera, que con orgullo recuerda esta fecha y vuelve a vivirla cada 13 de marzo a las 3 y 21 minutos de la tarde. Para los jóvenes, motivo de inspiración y guía que nos lleva cada año justo allí, a un costado de la Universidad de La Habana, donde cayera José Antonio.

Y no solo a depositarle flores, sino a reafirmar un compromiso con la causa justa de hoy, porque, como aquel joven que no cumplió 25 años, la juventud cubana cree y defiende que no hay proa que taje una nube de ideas.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte ocho + = treinta siete