Día Mundial de la Radio, un medio con más de noventa años en Cuba

La primera mujer locutora en el orbe fue la cubana Esther Perea de la Torre, así lo corroboran importantes investigadores de la Radio Cubana. En el año 1928, la Isla contaba ya con 61 emisoras, la mayoría de ellas en La Habana, y en ese momento ocupaba el cuarto lugar a nivel mundial.

Esos datos históricos reverencian una tradición sonora en Cuba que se preserva desde su comienzo en el siglo XX hasta nuestros días, y que se retomarán en cada una de las plantas radiales del país a raíz de haber sido declarado este día por la UNESCO como recordatorio universal de un medio que se mantiene en la preferencia de la población mundial.

Programaciones especiales, entrevistas a los fundadores de la Radio en Cuba, comentarios sobre la importancia del medio en el escenario actual de las comunicaciones, conferencias y actividades culturales, tienen lugar hoy en la mayoría de las estaciones radiales del país.

Es el momento oportuno para agasajar un medio que ha sabido ganarse la simpatía del cubano en la forma de reflejar todas y cada una de sus virtudes, de criticarlo cuando haga falta y alentar sus anhelos, porque la radio es eso: imaginación, ensueño, ilusión, cercanía.

Busca crear imágenes, estimular los sentidos, generar emociones, y esas virtudes hacen que el público y sus profesionales se procuren todos los días una onda y un micrófono.

Muchos coincidirán en que la fecha en febrero confirma al segundo mes del año como uno de los períodos más festivos del sistema radial cubano si de aniversarios de emisoras se trata, como por ejemplo las fundaciones de Radio Ciudad Monumento, en Granma; Radio Camagüey, en la provincia del mismo nombre; Radio Camoa en Mayabeque; Radio Guamá, en Pinar del Río; Radio Libertad y  Radio Victoria, en Las Tunas, La Voz del Toa en Guantánamo; Radio Rebelde, emisora nacional radicada en La Habana, Radio Grito de Baire en Santiago de Cuba; Radio Gibara, en Holguín y Radio Minas, La Voz del Bayatabo, en Camagüey.

A pesar de los años, nadie ha podido apagar el sentido de aquella frase de Orson Welles que reza lo siguiente: “La Radio es la pantalla más grande del mundo”. Y así es, porque a través del sonido y la palabra se ha convertido en la imagen que se queda en la mente y el recuerdo de sus oyentes.

Felicidades entonces a todos los radialistas del país y del mundo. Como pioneros de la radio mundial, nos toca imponer nuevas formas y estilos de comunicar en el medio sonoro. He ahí uno de los retos más significativos de todos los radialistas cubanos. ¡Felicidades!

Mensaje de Irina Bokova, Directora General de la UNESCO con motivo del Día Mundial de la Radio

La radio puede transmitir cualquier mensaje a cualquier lugar y en cualquier momento, por lo que es necesario que nos valgamos de las posibilidades que brinda en beneficio de todos.

En el Día Mundial de la Radio celebramos un medio de comunicación que sigue siendo el preferido de mujeres y hombres de distintas partes del mundo. La radio permite que quienes no tienen voz sean escuchados. Ayuda a educar a los analfabetos y permite salvar vidas durante los desastres naturales. La radio, que es un vector de la libertad de expresión y del pluralismo, reviste una importancia fundamental para crear sociedades del conocimiento integradoras y alentar el respeto y la comprensión entre las personas.

La radio es especialmente importante para promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de las mujeres. De las ejecutivas pioneras de comienzos del siglo XX a las reporteras que informan desde las zonas de conflicto, las mujeres han desempeñado una función clave en la expansión de la radio. Como “periodistas ciudadanas”, reporteras, productoras, técnicos y responsables principales de la adopción de decisiones, las mujeres se esfuerzan en todos y cada uno de los niveles del sector de la radiodifusión por garantizar el libre intercambio de opiniones, información e ideas en las ondas.

No obstante, todavía queda mucho por hacer. Menos de una cuarta parte de las informaciones radiofónicas versan sobre mujeres y las mujeres ocupan menos de una tercera parte de todos los puestos administrativos y directivos de mayor responsabilidad en los medios de comunicación. ¿Cómo es posible entender completamente la realidad sin las voces de más de la mitad de la población mundial?

La UNESCO tiene la determinación de lograr un equilibrio adecuado. A fin de fortalecer el pluralismo y la libertad de expresión en la radio, es necesario que las mujeres tengan una participación igualitaria en la elaboración de la información, la toma de decisiones y las estructuras de propiedad de los medios de comunicación.

Por ello, la UNESCO actúa en distintas partes del mundo con el afán de impulsar la radio como un medio independiente y pluralista, tanto para las mujeres como para los hombres, y de crear un entorno más seguro para todos los periodistas, prestando especial atención a las amenazas que se ciernen sobre las periodistas. En este empeño se enmarca la Alianza Mundial entre Género y Medios, puesta en marcha por la UNESCO en 2013.

La radio puede transmitir cualquier mensaje a cualquier lugar y en cualquier momento, por lo que es necesario que nos valgamos de las posibilidades que brinda en beneficio de todos. Así pues, insto hoy a todas las organizaciones de radiodifusión -de las emisoras comunitarias locales a los medios de comunicación internacionales- a que promuevan la igualdad entre hombres y mujeres y el empoderamiento de unos y otras en la radio y por conducto de esta. Este es el mensaje de la UNESCO en el Día Mundial de la Radio.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.