Lo está diciendo Radio Reloj…. Hace 76 años

A las 6 horas del amanecer del 1 de julio de 1947, comenzó la primera trasmisión de Radio Reloj, “la emisora que marcha con el tiempo”, brújula para la certeza cubana, pues para asegurar la veracidad de algo se afirma: “Lo dijo Radio Reloj”; que no ha parado ni un minuto hasta la actualidad… literalmente.

El entonces jefe de programación del circuito CMQ, Gaspar Pumarejo, supo de una planta en México (la XEQK) que daba la hora cada minuto intercalando menciones comerciales grabadas, y le propuso a Goar Mestre, dueño de la CMQ, una emisora similar pero que alternara la hora con noticias y anuncios en vivo.

Aquel antecedente mexicano, en 1984 fue adquirido por el Instituto Mexicano de la Radio (IMER) y en 1999 cambió su programación, sustituyendo los mensajes publicitarios por interpretaciones musicales que actualmente, bajan de volumen cada minuto para decir la hora; se le conoce como “la voz de la hora exacta en México”, la “tropicalísima” en el área metropolitana de la Ciudad de México, en la frecuencia de los 1350 kHz.

La naciente emisora cubana, ubicada entonces en un local de la azotea de aquel circuito de la CMQ en la calle Monte esquina a Prado, inmueble pequeño e inadecuado devenido estudio, tenía una mesa, dos sillas, un micrófono y un metrónomo; aparatos y circuitos electrónicos del ingeniero eléctrico y radiodifusión Ventura Montes, que había estudiado en la Universidad de la Radio en La Plata, Argentina. Ese día, los locutores fundadores fueron Reinerio Flores, Eduardo Tristá, Félix Travieso, Héctor de Soto, Julián Espinal y Ramón Irigoyen; así como el periodista Jorge C. Bourbakis y el auxiliar de redacción Roberto López; aún recientemente, sobrevivían Travieso, Soto, Bourbakis y López.

Sin periodistas al inicio, las noticias que daba las traía López en las copias suministradas por el Noticiero CMQ un piso más abajo; Bourbakis las coordinaba y enviaba a Radio Reloj, a manos del director en funciones de la planta donde permanecía casi todo el día y parte de la noche, recogiendo las copias y sintetizándolas, aunque oficialmente (en papeles) el director fundador y entre 1947 y 1948 era Ángel Cambó, uno de los dueños de aquella CMQ junto a los hermanos Goar y Abel Mestre; ya de 1948 y hasta 1960, Bourbakis fue su director, datos que agradecemos al escritor y periodista Pedro Quiroga.

El 15 de septiembre de 1947 el vendedor de anuncios en CMQ Walterio Voigt buscaba nuevos anunciantes en el reparto Orfila en Marianao, cuando estalló la que se conocería como “masacre de Orfila” entre pandillas gansteriles, y con su olfato reporteril desde un teléfono en la esquina fue contando paso a paso todo lo que veía a esta emisora, que comenzó a identificarse como “Radio Reloj reportando”, “La noticia en acción” y “El minutero informa”, afamándola hasta los primeros planos de la popularidad y consolidándose como vehículo informativo por excelencia, con el consiguiente aumento de solicitudes de los anunciantes para sus comerciales.

Pronto se radicó en el edificio Radiocentro (pisos 8, 4) calle 23 # 258 esquina a M en La Rampa habanera que germinó con ese edificio (1947), hoy código postal 10400, inicialmente en su arcada a la vista de todos los paseantes, lo que concluyeron Armando Pérez Roura y Ricardo Valladares cuando instantáneamente pasaron al 8 otro interior del edificio, pues la televisión ya no cabía en ese inmueble y necesitaba este local.

Emisora pirateada por diversas cadenas nacionales y ya con gran radio-audiencia, fue escenario y medio protagonista para que el 13 de marzo de 1957 a las 3.21 de la tarde (el locutor era Floreal Chomón) el líder de la Federación Estudiantil Universitaria, José Antonio Echeverría, anunciara al pueblo de Cuba que estaban ajusticiando al tirano Fulgencio Batista en el Palacio Presidencial; fallidos los planes en los que murieron Echeverría y otros de sus colegas, la emisora trascendió aún más en la historia nacional, por lo que en 2019 su cabina, hoy sala expositiva en el 4to piso, fue declarada Monumento Nacional; reconocimiento que considero, extensivo al menos, a toda la emisora.

Concebida inicialmente como planta local, su director de 1960 a septiembre de 1961 la dirigió Miguel Brugueras Bringas, luego Alcibiades Poveda y Santiago Frayde Magún, ganó pronto el interés popular y extendió sus trasmisiones a toda La Habana y territorios aledaños, hasta el 19 de septiembre de 1961 cuando pasó a ser cadena nacional, según Pedro Quiroga Jiménez (2021, con testimonios del periodista Manuel Guerrero y del locutor Laureano Céspedes Hernández, que recuerdan la emisora en el 4to piso de Radiocentro hasta entonces, cuando pasó a los antiguos estudios de Pumarejo en Prado y Colón, fusionando el personal periodístico de la Cadena Oriental de Radio, Radio Bosch y Radio Reloj, y diferenciándose la planta que trasmitía para La Habana y la que empezó a llegar a toda Cuba como Radio Reloj Nacional.

Al contratarlo en 1968, Juan Emilio Friguls la recuerda en los años 60 en el piso 12 del edificio de Economía en calle L, según refiere el sitio web de la misma emisora, en artículo publicado el 17 de febrero de 2017.

Con la Revolución, desaparecerían los anuncios comerciales centrándose en la construcción de la nueva sociedad; se ha modernizado en la era digital sustituyendo las cuartillas por las pantallas pero sin variar el formato con el que nació, cubriendo continuamente un amplio espectro informativo de la más variada naturaleza: divulgó las versiones escritas de la Operación “Verdad”, conferencia de prensa de enero 22 de 1959 en el cabaret Copa Room (hotel Habana Riviera) desmintiendo la imagen negativa que ya entonces cuestionaba al naciente gobierno y los juicios a los batistianos; las múltiples comparecencias y orientaciones de Fidel Castro, los hechos de Playa Girón, la Crisis de Octubre, pero también en cada momento toda campaña, desastre natural comunicando con las provincias afectadas para actualizar datos, toda problemática y motivaciones nacionales e internacionales, vocero de la identidad cubana, defendiendo y divulgando nuestro patrimonio, “banda sonora de los cubanos” según su directora actual Aydenis Ortega Che, a quien se agradece viabilizar estas líneas, “historia misma de los cubanos”, según Yordanis Morejón Ortega.

Desde 1961 sus directores fueron Gilberto Toste Ballart, Juan Hernández, Edel Suárez Venegas, Omar Mendoza Sosa, Aurelio Silverio Pérez, Carlos Rafael Jiménez, Gabriel Molina Franchose, Pedro Rojas Lorenzo, Pastor Valdés Sánchez, Tomás Toledo Batart, Hugo Rius Blain, Lázara Rodríguez Alemán, Feliciano Díaz Pacheco, Fausto Suárez Torres, Manuel Guerrero Torres, Belkis Manfugás, Antonio Caso Clúa, Mirtha Inés Cervantes, Mauro Rodríguez Frías, Luis López López-Quintana, José Luis Robaina Díaz, Osvaldo Rodríguez M., Eloy Concepción Pérez, Isidro Betancourt Silva, Omayda Alonso Diezcabezas, Liuba Moreno Álvarez y desde 2021, Aydenis Ortega Che.

En su Redacción Central, periodistas y otros trabajadores de diversas generaciones como los experimentados Raúl Menchaca y Pedro Quiroga Jiménez, o las más jóvenes Yadira Mesa y Tania Cruz Remón, a todos los cuales tanto agradezco para estas líneas, reelaboran los cables recibidos de las diversas agencias y mediante el teléfono copian en las computadoras las informaciones dictadas por los corresponsales en sus turnos de trabajo de seis horas diarias; en otras horas cubren actividades y consultan fuentes para trabajos propio; el jefe de turno lo monta en un boletín de 28 informaciones y dos titulares, que leerán los locutores, entre los cuales han descollado Isabel Fernández, Pedro Luis Fernández Vila, Laureano Céspedes, Luis Alarcón Santana, Carlos Torres, Ibrahim Aput, Marlon Marlon desde noviembre de 1998 que aprendería de su tío Luis Alarcón y de Argelia Pera y Carlos Massola, Idania Martínez Grandales y Mauricio Lomonte, y entre sus jefes de redacción se recuerdan por ejemplo a Nelson Rodríguez Crespo, Yamila Pita, y el avezado corrector y escritor cubano Alberto Ajón León.

La emisora de la hora y las noticias ha ganado la Réplica del Machete del Generalísimo “Máximo Gómez” (1980 por el Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias General de Ejército Raúl Castro Ruz), y la condición de Vanguardia Nacional desde hace más de 20 años.

Es el canal de información continua ininterrumpida más antiguo del mundo, de las primeras en América Latina,  con espacios propios como Matutino, que requieren otro artículo, patrón de tiempo y frecuencia oficial del país, trasmitiendo un promedio de 300 noticias diarias con corresponsales en todo el país, reporteros y redactores de mesa. Y su mayor premio es cuando el pueblo aun alimenta la tradición de acuñar: “es verdad: lo dijo Radio Reloj”… que hace ya 76 años, no para de informar(nos), ni por un minuto.

Fotomontaje: Manuel Alfredo Martínez

Autor

  • Dr. C. Avelino Víctor Couceiro Rodríguez

    (La Habana, 1957) Licenciado en Historia del Arte (1982) y Licenciado en Historia General (1986), Técnico Medio Superior en Arqueología (1984) y Técnico Medio Superior en Museología (1985), Doctor en Ciencias sobre Arte (2001) y Máster en Antropología con Mención en Antropología Sociocultural(2001), Diplomado en Historia General Contemporánea (2006), Profesor Titular de la Universidad de La Habana (2002) e Investigador Titular (Ministerio de Cultura y Ministerio de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente, 2004).

Un comentario en «Lo está diciendo Radio Reloj…. Hace 76 años»

  1. Me place que se haya dedicado un artículo a Radio Reloj, emisora que ha acompañado a los cubanos durante más de 70 años y que tanto ha significado y significa para la prensa cubana en general.
    No obstante, deseo me permitan señalar algunas inexactitudes: Ni Belkis Manfugás ni Luis López López-Quintana fueron nunca directores de Radio Reloj. Ocuparon diversas subdirecciones, eso sí.
    Por otro lado, les sugiero mejorar la revisión para evitar errores de redacción como los que aparecen en los inicios de los párrafos 5 y 9. Resulta paradójico hablar de una emisora a la que siempre caracterizó la alta profesionalidad de sus redactores, en un artículo con problemas de redacción y coherencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

÷ cuatro = dos