Juan Ercilio Navarro, premio entre los primeros

Ya en 1957 Juan Ercilio Navarro se establece en Santiago de Cuba e inmediatamente dio comienzo a su vida como locutor estelar de la prestigiosa CMKC, más tarde conocida como Radio Revolución. Allí se jubiló en 1987, aunque continuó vinculado a la Radio como locutor y profesor de las nuevas generaciones.

Navarro Coello fue destacado dirigente sindical y combatiente de la lucha clandestina contra el gobierno de Fulgencio Batista; además de fundador del movimiento 26 de Julio, del que fue Jefe de propaganda en Bayamo y combatiente, a las órdenes de Frank País.

En su extensa trayectoria revolucionaria y profesional obtuvo meritorios reconocimientos como la Medalla Raúl Gómez García, la Distinción por la Cultura Nacional, y las medallas Juan Manuel Márquez de la Unión de Periodistas de Cuba, de combatiente de la lucha clandestina y de internacionalista.

También entre sus variadas distinciones se destaca la condición de Artista de Mérito de la Radio y la televisión, otorgado por el Instituto Cubano de Radio y Televisión y el Micrófono de la Radio Cubana.

En 2003, compartimos con él su sana alegría, cuando en el Teatro Auditórium Amadeo Roldán, le fue conferido el Premio Nacional de Radio por la obra de toda la vida. Fue el primer locutor del interior del país en obtener el máximo estimulo que comenzó a entregar en 2002, el Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Por su labor artística obtuvo numerosos premios en festivales nacionales y provinciales de la radio, donde actuaría además como jurado en algunas ocasiones.

Navarro Coello sentó cátedra como Maestro de varias generaciones de locutores.

A él, a sus vivencias e investigaciones le debemos los datos precisos sobre las emisoras radiales existentes en Santiago de Cuba en 1958. Datos que salieron publicados en el libro Silencio… Se habla, de la autora, publicado por la Editorial Letras Cubanas en 2007.

La vida y la obra del querido locutor quedarán para siempre en la historia de la Radio Cubana como paradigma de artista y de revolucionario y en el corazón de todos los que tuvimos el privilegio de conocerlo y compartir con él jornadas de labor en beneficio de la sociedad. Falleció en Santiago de Cuba, el 4 de septiembre de 2010.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.