Alertan sobre peligro de redes sociales anónimas para los jóvenes

ESET Latinoamérica, empresa especializada en detección de amenazas en la red, comparte algunas de sus recomendaciones para que los padres eviten el riego de sus hijos.

El primer paso para reconocerlas, según la compañía, es sabiendo que este tipo de redes no suelen pedir que el usuario se registre para empezar a compartir información, sino que basta con entrar a la página o descargar la aplicación para comenzar a interactuar.

Esta característica las hace atractivas, asegura ESET, porque cualquiera puede ingresar y empezar a entablar contacto con los usuarios que están activos en ese momento.

Su contenido es variado: hay desde comentarios triviales sobre el estado del clima hasta temas que pueden incluir alguna confesión sobre el estado de ánimo, la búsqueda de un consejo o publicaciones con contenido sexual.

Este tipo de redes sociales abre las puertas a que se intercambie una gran cantidad de información sin mayor control, dejando a los más chicos expuestos a contenidos que quizá no sean los más apropiados para ellos.

«El hecho de poder publicar de manera anónima trae consigo una serie de riesgos a los cuales los menores se pueden enfrentar, y de ahí la necesidad de que los adultos los conozcan para actuar en consecuencia, primando ante todo el diálogo con los chicos», afirmó Camilo Gutiérrez, jefe del Laboratorio de ESET Latinoamérica.

Redes anónimas más populares

Según la empresa, redes sociales como ASK, Voxed y aplicaciones como Whisper se popularizaron en el último tiempo y «en ellas la premisa es interactuar con otros usuarios sin exponer la identidad, el sitio donde se está o cualquier otro tipo de dato individual».

A estas se suman ahora redes como Sarahah, con un enfoque un poco diferente, ya que en esta plataforma se hacen comentarios anónimos sobre perfiles que alguien previamente crea y deja públicos para que otros opinen.

La realidad es que algunas plataformas suelen cuidar un poco más lo que se publica; sin embargo, los filtros que utilizan no suelen 100 por ciento efectivos y pueden quedar algunas publicaciones con contenido inapropiado para menores.

Gutiérrez, señala además que «garantizar que los menores no accedan a este tipo de sitios es algo complejo, dada la gran variedad de opciones que tienen para hacerlo. Por tanto, establecer medidas de seguridad preventivas es lo que va a garantizar que puedan disfrutar de la tecnología de una forma segura».

Por otro lado, ESET Latinoamérica recomienda dialogar con los menores, explicarles que si se encuentran con algo que los haga sentir incómodos pidan ayuda a un adulto.

Tomado de El Universal / Editor: Conrado Vives Anias.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.