Rio de Janeiro, epicentro del deporte mundial

Se ha especulado bastante acerca de si Rio sería capaz de tener todas sus instalaciones a punto para el inicio de los Juegos. Tanto la presidenta, Dilma Rousseff, como el nuevo ministro de deportes, Ricardo Leyter, aseguraron que afortunadamente la crisis política y económica que vive el gigante sudamericano, no ha afectado el proceso de organización.

Rousseff advirtió que Río de Janeiro celebrará en agosto próximo los «mejores Juegos olímpicos del mundo», una afirmación respaldada por el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, quien aseguró estar convencido de que la fiesta deportiva será un éxito total.

El dirigente deportivo alemán señaló que la cita tiene el apoyo de todos los brasileños, y cuenta con la solidaridad del movimiento olímpico y deportivo internacional.

El pasado 21 de abril se produjo el encendido de la antorcha en Olympia, Grecia, la cual hará un periplo de más de noventa días antes de entrar al mítico estadio Maracaná el día 5 de agosto en la ceremonia inaugural.

Para nadie es un secreto que de un tiempo a la fecha organizar unos Juegos Olímpicos requiere de una sólida economía y de incontables manejos comerciales, que proporcionen la suficiente solvencia para lograr una adecuada infraestructura de instalaciones y la consabida fastuosidad que este tipo de evento deportivo ha adquirido en los últimos veinte años.

Para Brasil, en medio de una baja económica y una crisis política, constituye un reto de extraordinaria significación acoger, primero la Copa Mundial de Fútbol en 2014, y ahora en agosto los XXXI Juegos Olímpicos.

Las exigencias del Comité Olímpico Internacional (COI) con sus reiteradas visitas de inspección, sobre todo a las instalaciones de los deportes convocados, son muy fuertes y en no pocas ocasiones casi imposibles de cumplir por parte de los países organizadores.

En Río de Janeiro una de las instalaciones que ha presentado mayores dificultades en su construcción es el velódromo que acogerá las pruebas del ciclismo de pista. En ocasión de los Juegos Panamericanos de 2007 en Río, se edificó uno nuevo, pero según la Unión Ciclística Internacional (UCI) la pista de madera ha tenido dificultades que quebrantan las normas técnicas.

No obstante, todo indica que el gigante sudamericano será capaz de hacer unos buenos Juegos Olímpicos, aún cuando los más poderosos se frotan las manos, sobre todo los que se vieron superados por Río de Janeiro en las urnas en ocasión de la pugna para acoger esta justa multideportiva universal.

Apuntes olímpicos

  • De los 30 Juegos Olímpicos modernos disputados hasta ahora 16 de ellos se han realizado en Europa, 4 en Asia, 2 en Oceanía, 7 en América del Norte y ninguno en África. La justa de Rio de Janeiro será la primera que se hará en América del Sur.
  • Dos nuevos deportes reaparecerán en el escenario olímpico: el golf (que retorna luego de su salida en 1904), y el rugby de siete, que fue readmitido después de 92 años.
  • En la edición de agosto próximo se disputarán 306 juegos de medallas: 9 en competiciones mixtas, 136 para mujeres y 161 entre los hombres.
  • Se espera que unos 6 500 empleados directos y 85 mil indirectos compartirán labores con 45 mil voluntarios en Rio de Janeiro, en unos juegos cuyo costo total se aproxima a los 9 mil 143 millones de dólares.
  • La mascota se llama «Vinicius», es de color amarillo y azul y representa la fauna y el entorno salvaje de Brasil.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.