Cantautor brasileño Chico Buarque dedica canción a La Habana

“No volverá nunca más la canción sentimental que, casualmente, en La Habana escuché cantar a una mujer como ya no veré otra vez nada igual”, dice Chico en esta pieza compuesta a cuatro manos con Jorge Helder y en la cual hace alusión a los exquisitos recuerdos que le llevan a la capital cubana. “La canción, la mujer, el crepúsculo, la catedral; hasta el mar de La Habana es lo mismo, pero no es igual, no es igual”, finaliza.

Solo elogios recibió de la crítica el trigésimo octavo álbum de estudio de Chico Buarque, “un disco memorable, otra joya en la corona que viene ofreciendo a los oyentes del portugués hace más de 50 años (Pedro Pedreiro fue compuesta en 1965)’, significó el portal ZH Músicas.

Caravanas ilumina personajes femeninos y dramas sociales de Brasil, acotó la publicación, según la cual el disco tiene al menos tres canciones “de alta potencia”. Una es Jogo de Bola, dice y la define como una samba difícil cuya materia prima es la experiencia viva y la mitología del fútbol.

El mismo tema musical agradó también a la editora cultural del periódico Zero Hora, Cláudia Laitano, quien llamó la atención sobre el hecho que aquí se presta “el lirismo buarquiano” al universo futbolístico y Chico, experto, aprovecha la atención de la platea masculina para mandar un recado sobre como ellos deberían tratar a las mujeres.

Al reseñar la nueva producción, Laitano realza la canción que cierra y da nombre al CD, Caravanas, la cual consigue al mismo tiempo ser erudita (con referencias a Camus y Duke Ellington) y profundamente afincada en la realidad brasileña actual.

Sin embargo, advierte, lo más emocionante en el disco tal vez no esté en las músicas y sí en las asociaciones inéditas con Clara Buarque y Chico Brown. “Que lujo cantar y componer con los nietos; qué bonito ver la tradición y el futuro dándose las manos en la caravana de la vida”, resume.

Caravanas, es un disco que afirma a Chico como un artista del presente, subrayó antes de advertir que “apenas una comprensión limitada del hoy como sinónimo de juventud haría pensar algo diferente”.

Prensa Latina

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.