Abanderado equipo de Cuba al IV Clásico Mundial de Béisbol

La ceremonia tuvo lugar en la base del Monumento a José Martí, en La Habana, con la presencia de José Ramón Fernández, presidente del Comité Olímpico Cubano, y Antonio Becali, titular del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER).   

Becali entregó el estandarte de la estrella solitaria a Alfredo Despagine, capitán de la selección, quien estuvo escoltado por Lázaro Blanco y Carlos Benítez.

Frank Camilo Morejón leyó el juramento del colectivo, en el cual se destaca que serán dignos hijos de la Patria revolucionaria, martiana y fidelista, y que defenderán los principios de la Revolución con honor y gallardía dentro y fuera del campo de juego.

También se comprometieron a luchar hasta el último aliento por la victoria, respetando las reglas del juego limpio, y continuar el legado de las glorias del deporte cubano que durante años han sido dignos del béisbol revolucionario.

Por su parte, Roberto León Richard, vicepresidente primero del INDER, al dirigirse a la delegación cubana, expresó que al recibir la enseña nacional, contraen el compromiso de defenderla con gallardía, dignidad y decoro en el IV Clásico Mundial de Béisbol.

«Ustedes son embajadores de nuestra Revolución en el deporte, expresión genuina de los valores que les ha inculcado nuestra Revolución en defensa de la Patria, de lo logrado a lo largo de la historia tras convertir el deporte en un derecho del pueblo», manifestó.

Asimismo, exhortó a los jugadores a regresar a la Patria enarbolando con honor la bandera recibida en el emblemático lugar, como homenaje al Apóstol, que lo sacrificó todo por el bienestar de su tierra. «Como nos enseñara Fidel: el honor vale más que la vida», concluyó Richard.    

Fuente: Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *