Alfonso Múnera reitera en La Habana que el Caribe es zona de paz

Consolidar la paz es un prerrequisito para el progreso y el desarrollo de los pueblos y también para poder unirnos, apuntó el embajador Múnera.

Ante una pregunta de la Agencia Cubana de Noticias sobre un posible pronunciamiento de la cita caribeña sobre las recientes intenciones de aplicar a Venezuela –país miembro de la AEC– la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) y las consecuencias que esto pudiera traer para la paz en la región, dijo que el tema no está en la agenda de la VII Cumbre, pero existe la posibilidad de que algún país lo plantee.

Es un imprevisto que ha surgido, la AEC planeó su Cumbre sin saber que este tema podría surgir, aseguró.

Consideró como Secretario General de la AEC que el espíritu que siempre ha defendido la Asociación de Estados del Caribe es que los pueblos son soberanos y deberían poder resolver sus problemas ellos mismos y ser capaces de dar solución a sus cuestiones internas mediante el diálogo y procesos pacíficos.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, aseveró en Caracas que a su país nadie le va a aplicar ninguna carta, luego de que el Secretario de la OEA, Luis Almagro, invocara la Carta Democrática para Venezuela y llamara a una “sesión urgente” del Consejo Permanente.

Esperamos muchas cosas buenas de esta Cumbre, la séptima y primera que se realiza en Cuba, y la consideramos muy importante porque venimos de un proceso de revitalización de la AEC y con este evento se afianza el trabajo realizado, declaró a la prensa que se congregó en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana.

Resaltó el énfasis que se le ha puesto al tema de la unidad de los pueblos caribeños en pro de la sostenibilidad del Caribe y reiteró el interés de las delegaciones participantes por fortalecer la cooperación para mitigar los impactos del cambio climático y sus consecuencias negativas en los pueblos de la región.

La única forma real de enfrentar el cambio climático es uniéndonos porque el problema es delicado y grave para todas las islas y también para los países continentales, por tanto es necesario que los pueblos del Caribe se unan en función de ello, destacó.

A la Cumbre de la AEC, con sede en el Palacio de Convenciones y el de la Revolución, asistirán representantes de las 25 naciones miembros, los siete Estados asociados, y 21 países y nueve organizaciones observadoras, además de otros invitados.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.