Cuba: desarrollan programa para conservar especie de palma endémica

Rectorado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), de ese territorio, especialistas de varios organismos acometen la tarea en el municipio de Chambas, único lugar donde se localiza ese tipo de yarey.

Según estudios realizados, en Cuba la «Copernicia Fallensis» tiene su mayor hábitat en el poblado de Falla, donde existen unas 164 plantas adultas, y otro gran grupo de jóvenes y posturas.

Blanca Pérez, técnica forestal en la localidad de Chambas, señaló que la planta, conocida también como yarey macho, está sometida a grandes peligros, ya que los ejemplares existentes se encuentran en zonas agrícolas y es muy posible la destrucción de su hábitat.

Además, la colonización de su espacio por especies exóticas, la utilización de sus hojas en el techado de viviendas rurales, la elaboración de jabas y cintas para el amarre del guano y la extracción de fibras para la fabricación de cepillos y escobas, contribuyen a su extinción.

Uno de los propósitos del programa de conservación es educar a la población, fundamentalmente a niños y campesinos, de las comunidades aledañas, sobre el cuidado y protección del yarey, para evitar su tala indiscriminada.

Perteneciente a la familia de las arecáceas, y conocida como palma yarey, la planta mide entre 10 y 12 metros de altura con hojas en forma de elipse, cualidades que la dotan de gran belleza.

Otra de las acciones para salvar la especie es la creación de viveros en escuelas y fincas de campesinos ubicadas en el entorno donde habita la palma.

En Cuba también se han observado algunos ejemplares de «Copernicia Fallensis» en los municipios de Bolivia, en Ciego de Ávila, y en Florida, provincia de Camagüey.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.