Desarrollan en Cuba nuevas vacunas de uso humano

 

Entre las innovaciones está una fórmula tetravalente para combatir el dengue, que lleva a cabo el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

También se trabaja en varias soluciones para la tuberculosis, a cargo de investigadores del Instituto Finlay. Así como, un compuesto heptavalente conjugado contra los neumococos, desarrollado por especialistas del Centro de Química Molecular.

Estos tres merecieron el Premio Nacional 2015 de la Academia de Ciencias de Cuba en la categoría de Ciencias Biomédicas.

Otro de los aportes es la vacuna contra el cólera, en la cual laboran expertos del Centro Nacional de Investigaciones Científicas, el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí y el «Finlay».

BioCubaFarma trabaja actualmente en una decena de compuestos médicos pertenecientes al programa de inmunización, con las cuales se eliminaron nueve enfermedades y cinco se mantuvieron con índices bajos de contagio.

Entre los impactos más significativos del desarrollo de vacunas en la mayor de las Antillas, está la aplicación masiva de este tipo de cura contra la hepatitis B.

Gracias a este medicamento, desde 1999, en Cuba no se reporta ningún caso de esa dolencia en niños por debajo de los cinco años.

Fuente: Granma.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *