Persiste sequía hidrológica en regiones cubanas

También precisó que al cierre de febrero, 61 de esas demarcaciones fueron declaradas con sequía extrema, mientras que en 50 el fenómeno está presente de manera severa y en 30 se califica como moderada.

Por otro lado, Fernández explicó que hasta la fecha los 242 embalses administrados por el INRH almacenan poco más de tres mil 700 millones de metros cúbicos de agua, lo que representa un 41 por ciento de su capacidad total de llenado, muy por debajo de los valores históricos para la fecha.

Añadió además que 21 de esos reservorios están secos, y 78 acumulan menos del 25 por ciento de su capacidad, y la mayoría se localizan en el centro y el oriente del país.

De acuerdo con el director de Uso Racional del Agua del INRH, José Antonio Hernández, la sequía está evolucionando a gran velocidad, por lo que las cifras sobre su estado cambian en varios días.

«Se trata de una situación bastante desfavorable, si tenemos en cuenta que los embalses acumulan en estos momentos mil 600 millones de metros cúbicos menos de lo que debe haber», aseveró.

«En Cuba, puntualizó el funcionario, los regímenes hidrológicos, tanto de los embalses como del agua subterránea y los escurrimientos fluviales, responden al régimen de precipitaciones, el cual gobierna todos los procesos».

«Está lloviendo en marzo el 24 por ciento de las precipitaciones normales para esta fecha, en febrero el comportamiento fue del 67 por ciento y un 60 en enero, mientras que desde noviembre hasta el mes actual cayó la mitad del volumen de agua esperado», declaró Hernández.

Lo anterior refleja la poca disponibilidad del líquido existente al final del periodo húmedo, la cual se agudiza con la que se cuenta en el seco.

En cuanto al agua subterránea, también la situación se complica, particularmente en la provincia de Ciego de Ávila, en la zona central, donde el 90 por ciento de las cuencas que se manejan clasifican en estado desfavorable o crítico.

Mientras el vicepresidente primero de ese organismo, Abel Salas, consideró esencial elevar la cultura sobre el agua para aprovechar y ahorrar al máximo ese recurso.

En recientes declaraciones, la presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos,  Inés María Chapman, afirmó que la construcción de nuevas obras hidráulicas y la continuidad en la ejecución de otras, se cuentan entre las estrategias para disminuir los impactos de la sequía en el territorio nacional.

La directiva agregó que en el país se adoptan medidas a corto y mediano plazos como la disposición de carros cisterna, el montaje de una planta desalinizadora en Santiago de Cuba, la puesta en marcha de potabilizadoras, la perforación de pozos y el tratamiento de aguas residuales.

Fuentes: Radio Rebelde, Cubadebate y Prensa Latina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.