Vacuna cubana contra el VIH/SIDA abre nuevas esperanzas

La investigadora Yayri Caridad Prieto Correa, del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), de La Habana, expresó que en los nueve pacientes en los que se probó la vacuna, cuyo nombre es TERAVAC- VIH, no se presentaron efectos adversos ni de toxicidad, que es el principal objetivo de la fase.

Luego de los estudios preclínicos en animales de laboratorio, y de las pruebas en el reducido grupo de humanos, se demostró que se potencia la respuesta inmune del organismo, aunque insistió Prieto Correa en no crear falsas expectativas.

Especificó que se trata de un proyecto que data de varios años ya, y demorará otros que comprenderán fases superiores de ensayos con un mayor número de seropositivos en los que se probará la eficacia a gran escala y de manera integral para determinar si se prosigue o no con la propuesta.

Lo importante es, recalcó, que las instituciones científicas del país, y en particular el CIGB, mantienen entre sus prioridades investigativas la búsqueda de candidatos vacunales contra el VIH, aunque en la actualidad se mantiene la prevención como el principal método para evitar el contagio.

El objetivo, declaró, es llegar a sustituir la actual terapia tripartita, consistente en la combinación de varios métodos que impiden el desarrollo del VIH, de gran efectividad, porque los inhibidores retrovirales bloquean la expansión del virus, pero puede ocasionar daños colaterales y obligar en algunos casos a suspender por un tiempo el tratamiento.

La propuesta que presentan Prieto Correa y un equipo de investigadores en el primer Congreso BioProcess 2017, que transcurre en la capital cubana, muestra indicios de eficacia, y aclara que no cura la enfermedad.

Su administración se realiza, simultáneamente mediante la vía mucosal, con el empleo de spray e intramuscular, y se ha comprobado preliminarmente que disminuye la carga viral en las células CD8.

Según el portal web de la salud en Cuba, INFOMED, a 31 años del primer caso diagnosticado en el país con VIH, se eliminaron la transmisión por sangre y sus derivados y de la madre al hijo, por lo que se mantiene la sexual como la forma predominante de infestación, causante de más del 99 por ciento de los casos diagnosticados.

Fuente: Cubadebate.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.