INVESTIGAR EN LA RADIO: ¿Asignatura pendiente o proyección deficiente?

La radio es un medio dinámico, que requiere mucho del día a día, del laboreo de todo un equipo, para que su puesta quede a la altura de lo que los públicos requieren: información, educación, disfrute. Por supuesto, el diseño de las programaciones y las estrategias para que dichos programas satisfagan sus propósitos y expectativas, pasan inexcusablemente por la investigación.

Investigar es piedra de toque para conocer y reconocer las necesidades de los públicos, para establecer los mejores horarios, para conformar los mejores equipos. Y por supuesto, investigar es preciso para desarrollar de la mejor manera los temas propuestos, para escoger los mejores argumentos, para que un guión sea verdaderamente sólido.

Investigar permite establecer la acogida de un espacio determinado y discernir cuando un programa ha cumplido sus propósitos y es menester dar paso a una nueva propuesta. Tengo la impresión, de que en el sistema radial cubano, se extravía a veces el respeto que años de entrega y resultados presuponen, con la  necesidad de renovar las parrillas de espacios que suman tiempo al aire, pero que ya cumplieron sus objetivos.

Estas son apenas algunas de las ideas que se manejan con frecuencia hacia el interior de la radio, mas seamos sinceros: ¿Hemos dado a la investigación, el peso y la importancia que requieren? ¿Han logrado investirse de autoridad los equipos de investigación locales o territoriales, algunos de los cuales cuentan con personas bien capacitadas? ¿Cómo se establece la visibilidad y la socialización de sus resultados? ¿Cómo se sistematiza lo que se obtiene y sobre todo, cómo ayuda a una programación sometida a la urgencia cotidiana?

La investigación ayuda a impedir decisiones unipersonales y francos caprichos, esclarece y caracteriza el universo sobre el cual actúa el medio, fortalece las parrillas de programación y aporta líneas de trabajo más contemporáneas.

Habría que preguntarse cuanto de rutina y cuanto de creatividad, de estímulo y de reconocimiento, impera hoy en el universo investigativo en la radio y en los medios en general. Es un tema del que seguramente habrá que escribir, desde los números y desde las cualidades, desde ambas perspectivas. Vivimos en el siglo de la comunicación y el nexo entre medios y públicos es capital.

Autor

  • Reinaldo Cedeño Pineda

    (Santiago de Cuba, 1968) Licenciado en Periodismo (1991) y Máster en Comunicación Social por la Universidad de Oriente (2004). Recibió la Distinción por la Cultura Nacional y el Premio Nacional de Periodismo Cultural José Antonio Fernández de Castro (2021) por la obra de la vida. Alcanzó el premio de los concursos nacionales de poesía Hermanos Loynaz (2011) y Regino Pedroso (2014). Premio Latinoamericano de Crónicas (Portal Nodal Cultura, 2016). Entre sus libros: A capa y espada, la aventura de la pantalla (2011), Poemas del lente (2013), La noche más larga. Memorias del huracán Sandy (2014), Ser periodista, ser Quijote (Ediciones La Luz, 2019) y Las pequeñas palabras (2019). Miembro de la UPEC y de la UNEAC. Actualmente es realizador de la emisora Radio Siboney.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sesenta siete − = cincuenta siete