Aydenis Ortega Che: una madre desde Radio Reloj

Ejemplos de abnegación y lucha constante de las madres para mantener en un mismo escalón la profesión, el matrimonio, la responsabilidad en la casa y la vida social, sobrarían para completar estas líneas. Pero aunque aun no tengo el placer de tener un hijo, por las enseñanzas de la vida dadas por mi madre, me atrevería a asegurar que todas esas responsabilidades se quedan pequeñas ante el hecho de ser mamá.

A propósito de celebrase en nuestro país, el Día de las madres este segundo domingo de mayo, conversé con una excelente profesional de la Radio Cubana que conjuga su profesión con la dicha de ser Madre.

Sus primeras palabras cuando me acerqué y le comenté el tema de la entrevista, fueron la confesión de su temor a que todo el tiempo sus palabras se refieran a su pequeño Gabriel Alejandro, «pues sinceramente resulta difícil dejar de hablar de él», confesó Aydenis Ortega Che, periodista y subdirectora de la Emisora Radio Reloj, al tiempo que le brillaban los ojos orgullosa de ser madre.

«Cuando decidí tener a mi niño lo hice con conciencia plena de que era el momento indicado, en ese entonces estaba como reportera de prensa y había alcanzado ciertos logros profesionales que me permitían sentirme segura de tomar la decisión. En todo momento sentí cierta incertidumbre pues sabía la responsabilidad que debía asumir y tenía que llenarme de mucha fuerza física y mental para poder llevar ambas profesiones a la vez, porque ser mamá también es una profesión que nos enseña que nunca lo sabemos todo».

Aydenis acumula ya 14 años de trabajo en la emisora. Su pequeño Gabriel tiene dos añitos y 10 meses de vida junto a una mamá que cada día procura explicarle los avatares de su profesión. «Mi hijo generalmente es el último en irse del círculo infantil y en ocasiones llora con la educadora pues se siente mal. Yo solo trato que me comprenda, desde que estaba en mi vientre le explicaba acerca de las muchas personas que necesitan del trabajo que mamá hace. Quisiera que me entendiera, sobre todo, porque no quiero que cuando crezca sea un niño que rechace el periodismo, todo lo contrario, desearía que también lo ame», añade Aydenis.

«Hoy estoy asumiendo mis funciones desde la subdirección pues la emisora lo necesita, pero la responsabilidad se me hace muy difícil porque soy madre, mi hijo absorbe muchísimo mi tiempo y dedicación, creo que he logrado mantener ambas cosas gracias a mi familia que en ocasiones también me critica con orgullo diciéndome que mis energías son solo para Radio Reloj.

Aunque no lo reconozca, creo que es cierto en cierto sentido, porque es mucha la responsabilidad con el oyente, con los compañeros de trabajo y conmigo misma de dar siempre el máximo en mi faena laboral.»

Con modestia, esta mujer de nuestra Radio, afirma: «todavía no logro del todo mantener el equilibrio entre ser mamá con el deber profesional que me exige mi cargo», mientras, todos a su alrededor se sienten satisfechos por su empeño diario y por su manera de ser profesional y madre.

«Las madres son amor, no razón; son sensibilidad exquisita y dolor inconsolable», dijo nuestro Héroe Nacional José Martí, y Aydenis Ortega, desde Radio Reloj, convierte en legado perenne – con su amor al hijo- esa premisa martiana.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.