“Puedo confesar que sueño en dos idiomas”

Cierta o no la fábula, efectivamente la presencia de varios idiomas supone un reto para no pocas personas que precisan expandir sus obras o de ampliar sus conocimientos. “Por eso nunca quise dejar de hablar mi lengua materna, siempre consideré muy importante poder interpretar, comunicarme y pensar en otro idioma”, comentó Igor López de Godoy, intérprete, traductor y periodista de la emisora Radio Habana Cuba.

Con más de 30 años dedicados al medio, este profesional de la palabra que nació en Brasil y vive en Cuba desde bien pequeño, ha dedicado gran parte de su vida a presentar las noticias en idioma Portugués para todos los oyentes que desde otras latitudes, con costumbres e idiosincrasias diferentes, gustan conocer del acontecer noticioso desde la Mayor de la Antillas.

“No creo que sea una tarea fácil, se precisa de mucho esfuerzo y preparación. En la casa siempre hablábamos el portugués. Cuando comencé a trabajar aquí en RHC, supuso un reto muy importante para mí porque desde hacía muchos años no tenía prácticamente con quién ejercitar el idioma, y la emisora me ha dado la posibilidad de mantener tanto mi lengua natal como las relaciones con mi país”, apuntó amablemente Igor al tiempo que en sus ojos se esbozaba una sonrisa de añoranza y satisfacción profesional.

“A la hora de traducir es importante tener en cuenta que los traductores se deben especializar, por ejemplo, yo no me creo capaz de hacer una traducción jurídica porque es un tema muy específico. Lo mismo ocurre con la poesía, hay que tener un poco el alma de poeta, porque no solo es traducir palabra por palabra, sino hay que entender la poesía; también la literatura tiene sus reglas porque de lo contario no se obtendrá nunca una obra literaria como tal. En ocasiones las personas ven al traductor como un genio que puede hacer de todo e incluso algunos traductores se creen realmente que pueden hacer de todo, pero no es así”, alertó Igor.

“En el caso de RHC en muchos casos no somos solo traductores, si no redactores en idioma extranjero, porque trabajamos el periodismo desde otro idioma, leemos la noticia y la adaptamos a la lengua que hablamos y para el público que nos dirigimos. Tenemos que conocer la idiosincrasia, las costumbres y cultura de nuestros oyentes”, significó.

“Mi rutina consiste en abrir desde bien temprano en la mañana Internet y revisar la prensa brasileña para saber qué es noticia en esa nación. A la hora de escribir mis reportes, igualmente me sirvo de estas búsquedas porque para mí es importante saber cómo se usan determinados términos en el portugués, que tal vez son diferentes a nuestra forma de identificarlos, por ejemplo, antes de escribir sobre los conflictos con el Ejército Islámico, yo tengo que saber cómo en Brasil se refieren a ello y cómo se está tratando el tema”, señaló.

Sobre su espacio en la Emisora Internacional de Cuba informó que “el programa sale al aire durante media hora diaria y a través de internet, es como un noticiero de radio con diferentes bloques culturales, nacionales, internacionales y deportivos que en el caso de Brasil cobra mucha fuerza porque el país suramericano es muy deportivo, y en este sentido también hago entrevistas, comentarios”.

Y a modo de confesión off the record, en la despedida, Igor me aseguró que se ha despertado soñando en español y luego al dormirse, sueña en portugués. Cosas que únicamente suceden a aquellas personas que sienten como suyas dos formas de comunicación verbal.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.