Aniversario 53, un aliento y muchas esperanzas

Para otros,   desde luego,  los más jóvenes la referencia de 53 años de revolución. He llegado a ser profesional gracias a la Revolución.  Cada vez que leo los reclamos de los jóvenes de la misma  edad en otros países me doy cuenta  de lo que tenemos garantizado y que muchos gobiernos no  lo pueden garantizar.

Conozco igual que esos jóvenes cubanos  las necesidades aun no cubiertas  en nuestra isla y lo que habrá que luchar aun para alcanzar un modo de vida con más calidad.

Según una máxima la satisfacción de una necesidad engendra otra insatisfacción de ahí la lucha por encontrar vías que nos acerque a una calidad de vida mejor en un país que cuenta con pocos recursos naturales y todo parece indicar  que  tendremos  mayor   la fortaleza desarrollando  la calificación de la fuerza de trabajo para que en un futuro próximo constituya un rublo importante de exportación.

Las maravillas son tangibles pero cuando las conviertes en ilusiones puedes dar como respuesta un fracaso rotundo, por ello prepararnos, sacar de nuestros conocimientos los mejores productos  y racionalizar todo lo que sea posible por el ingenio humano mostrara con creces la capacidad de los cubanos para resolver e inventar como los sabios del polo científico por solo citar a un buen ejercito que hoy iza  las banderas del saber y los conocimientos adquirido en Cuba para sembrar de futuro a los desposeídos  en múltiples países de este mundo.

Tanto las generaciones que nos recordamos de ese primero de enero que devolvía la alegría y el  entusiasmo  como aquellas que disfrutan sus logros, todas,  pero absolutamente todas, continuaremos a una sola voz y bien unidos  la obra de la revolución que hoy se perfecciona.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.