Periodistas bolivianos ganan premio Rey de España

La ceremonia se realizó en la Casa del Lector del Matadero de Madrid, donde el monarca español Felipe VI entregó el reconocimiento a los dos bolivianos por un trabajo radial de 37 minutos de duración que aborda un análisis sobre las causas del feminicidio en el país al igual que el índice de violencia de género, en medio de historias de vida de las víctimas.

En el acto, Su Majestad destacó la función insustituible del periodismo profesional al servicio de los ciudadanos. «Creo firmemente en vuestra profesión -afirmó- porque prestáis una función necesaria, insustituible, esencial en cualquier sociedad democrática consciente de sus derechos y libertades», agregó.

Entre los otros  galardonados se encuentra el periodista Carlos Herrera, Premio Iberoamericano de Periodismo, por el artículo Zabludovsky, publicado en ABC el 3 de julio de 2015. Cuando recibió el galardón, Herrera lo mostró al público como si fuera un capote, haciendo un guiño taurino en momentos tristes y complicados para la fiesta.

En su discurso, el monarca ibérico ponderó el rol del periodismo y su función social  «al servicio de los ciudadanos, aportando con rigor, información y claves para que entendamos mejor lo que sucede en el mundo, y para que cada persona, en libertad, pueda informarse, complementar esa información y formar  su propia opinión para actuar y convivir en democracia».

El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, recordó «a todos esos profesionales de habla española y portuguesa, así como extranjeros, que sufren atentados contra su libertad».

Los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España son patrocinados por OHL, grupo internacional de concesiones y construcción. Según  la convocatoria, el galardón en la categoría de Radio está dotado con 6.500 dólares y una estatua en bronce del artista Joaquín Vaquero Turcios.

Padilla contó  que el galardón le llena de mayor energía para seguir adelante con estos proyectos periodísticos en los que se destaca el lado humano de las historias y que van más allá de los datos.

«La idea no es quedarse ahí y sólo recibir el premio, sino es seguir adelante y tener la satisfacción que alguien te diga que tu trabajo le ha servido», sostuvo  el reportero en una entrevista con  ANF. Con esa premisa, Padilla recomendó a sus colegas utilizar todos los recursos disponibles para hacer buenos reportajes.

«Vivimos en un momento de oportunidades y hay que saber aprovechar y abrir los ojos y oídos para escuchar las historias», puntualizó.

Un reportaje radial sobre el  feminicidio

«Esencialmente, el reportaje es una especie de mapa de iniciativas ciudadanas que le han hecho frente de manera exitosa a la lucha contra la violencia hacia la mujer y me animaría a decir que, en algunos casos, hasta han prevenido feminicidios».

Con estas palabras, el comunicador y periodista boliviano Abdel Padilla Vargas describió en enero de este año  el reportaje que elaboró junto con el productor José Luis Mendoza, y que ganó el Premio de Periodismo Rey de España en la categoría de Radio.

«El proyecto que hemos emitido es un programa especial de Plaza Municipal, producido por el Programa de Apoyo a la Democracia Municipal (PADEM), financiado por la cooperación suiza», agregó el periodista.

Padilla recordó que la idea del trabajo premiado se inició como un anuario del programa, pero después se convirtió en un reportaje especial que se tituló «Feminicidio y violencia contra la mujer en Bolivia», y que fue transmitido el 8 de noviembre de 2014 a través de Radio Fides.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.