Radio Cubana, recordar es volver a vivir

Aunque ocurrió en el mes de septiembre, bien adelantado el año, el evento de mayor relevancia dentro del medio fue sin lugar a dudas  el I Festival Internacional de Radio y Televisión Cuba 2013,  que reunió a realizadores, ejecutivos, técnicos, productores y académicos de 27 países y una representación de más de 200 delegados de todas las provincias del país.

Por primera vez ambos medios se unieron para poner sobre el tapete los desafíos y perspectivas futuras de las televisoras y radios públicas del continente y su alcance popular.

El evento también fue el escenario propicio para la firma de convenios entre países, el intercambio de experiencias, la cooperación profesional y la comercialización de productos y servicios audiovisuales.

Por esos días tuvo lugar, además, el Tuitazo Mundial por la Liberación de los Cinco Héroes, donde la Radio Cubana y con ella sus tuiteros más destacados, se unieron al clamor universal por defender las causa de los cuatro cubanos encarcelados injustamente en los Estados Unidos.

Otro instante memorable ocurrió en el mes de agosto. El día 17 se hizo entrega del Premio Nacional de Radio a Ignacio Canel Bravo, bodeguero que se convirtió en un excelente creador radial,  y que a pesar de su avanzada edad, sigue aferrado a los rigores del trabajo en la emisora internacional Radio Habana Cuba, porque como ha testimoniado “no puede renunciar a encontrarse todos los días con sus raíces, con su historia.”

Este año se realizó, además, la gala por el Día del Locutor en la ciudad de Ciego de Ávila, Capital de la Locución en Cuba y merecidos homenajes a estos profesionales en Camagüey, Ciudad Histórica de la Locución. En ambos lugares tuvieron lugar ponencias, debates, festejos que realzaron la labor de los profesionales de la palabra.

Nadie olvida el Evento y Foro Interactivo de Emisoras del Litoral, donde los usuarios que interactuaron en las redes sociales Facebook y Twitter coincidieron en que el mayor reto era llevar a los oyentes una propuesta radial de calidad, como reflejo de las bellezas y encantos del entorno marítimo y su preservación.

Las emisoras del litoral son de gran interés para la Radio Cubana. Ellas representan un gran por ciento del total de las 96 emisoras que se diseminan por todo el país, por eso la pertinencia de encuentros como estos en el escenario actual de las comunicaciones.

Para el sistema radial cubano significó de gran estímulo la visita del Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez a Radio Reloj, lo que denota el seguimiento y preocupación que tienen los más altos dirigentes del país por la labor de la prensa. 

Cuando se habla de momentos relevantes siempre se corre el riesgo de olvidar alguno, de incluir  o excluir otros que resulten notables para las personas, de todas formas he intentado resumir aquellos en los que participaron innumerables radialistas del país, y que, sin dudas marcaron los destinos del período que está por culminar.

Por eso, como dije al principio, vale la pena hablar de otros acontecimientos que aunque no figuran entre los más alegres, sí merecen la pena ser recordados desde lo más profundo de nuestros corazones por su carga emotiva.

Hablo de aquellos hombres y mujeres que no volveremos a ver, salvo en las innumerables fotografías o archivos de audio, que los vuelven inmortales para todos los que tengan el privilegio de conservarlos. Ellos dejaron una estela imborrable en la memoria radial, que perdurará más allá de coyunturas y circunstancias.

Me refiero a Pedro Pérez Roque, que por tantos años colaboró con el Portal de la Radio Cubana y en cuyos planes siempre estuvo hacer una radio para el futuro y también a Irene Rodríguez una de las más carismáticas escritoras que dio su último adiós al amanecer del 3 de septiembre en La Habana, una ciudad que le reservó sus últimos momentos de vida en el calor, el respeto y cariño de sus familiares y colegas.

Recordamos también a Carlos Estrada Castro, el maestro de maestros de la ingeniería en la radio y la televisión cubanas y a Ángela Soto Cobián, fundadora de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y reportera de Radio Rebelde, entre otras personalidades que dejaron la huella indeleble de lo perdurable en la historia de la radiodifusión cubana.

Toda historia está colmada de matices. Son precisamente esos colores que a veces no son ni tan negros, ni tan blancos, ni tan azules, ni tan rosa, los que predicen el valor de la vida. Por ahí anda, como a tientas, la Radio Cubana, en su empeño por hacer la vida más feliz para sus oyentes. Eso sucede cada vez que se plantea  nuevos desafíos.

El 2014 nos espera con otros momentos inolvidables, unos predecibles y otros no tanto, pero serán dignos de recordar en las ofrendas que hagamos para honrar a los que ya no están y tantas glorias nos regalaron y para fortalecer los pasos de los que hoy hacen que la Radio Cubana no languidezca en el camino.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.