Radio Cubana distingue fecundo aporte de Fidel al medio sonoro

Antonio Moltó recibe el Premio Nacional de Radio de manos del Presidente del ICRT, Danylo Sirio

Con la Revolución cambió mi vida y la de mi familia, expresó Moltó Martorell, uno de los dos galardonados. «La patria necesita de medios poderosos revolucionarios que no confundan, que iluminen, tracen camino, convenzan con la razón, no oculten la verdad, superen desniveles y deficiencias profesionales».

Por su parte, Fernando González Castro conminó a la defensa del dramatizado histórico en la radiodifusión cubana, porque es la única forma de mantener viva nuestra identidad.

Resaltó el rol de la familia como célula fundamental y estratégica para preservar la sociedad cubana, y agradeció las muestras de cariño profesadas por alumnos, colegas, y directivos de la radio y la televisión.

Al intervenir en nombre de la institución, Onelio Castillo Corderí, Director de Información y Propaganda de la Radio en el  país, aseguró que este medio navega con Cuba y se encuentra instalado con virtud en el alma de la nación.

Rememoró el encuentro de Fidel con radialistas cubanos en febrero de 1994, donde ponderó cuánta riqueza tenía el país en la radio, a la que calificó como un arma decisiva y un instrumento tremendo. Al calor de aquel intercambio, el Comandante en Jefe confesó: «A mí siempre me gustó la radio».

Castillo Corderí ratificó además que la radio en el tránsito hacia su aniversario 95 tiene el compromiso de enarbolar humanismo, cultura y ética ante la conjura hegemónica global que pretende engullirse la identidad, la memoria, el pensamiento crítico y la capacidad de pelea de los pueblos.

Destacó en Antonio Moltó Martorell y Fernando González Castro su impronta como paradigmas para los radialistas cubanos, y su lealtad a Fidel y a la Patria; en el primero, brillan la síntesis del periodista entero, la polémica desde los genes, la intrepidez y el pundonor del directivo; y en el segundo, la imaginación incontenible, la versatilidad del artista y la excelsitud en la dirección de dramatizados.

El cierre lo ofreció el maestro Nelson Camacho, quien interpretó al piano obras clásicas que han marcado el universo cultural e identitario de la radio en Cuba.

Presidieron el acto Alberto Alvariño Atiénzar, vicejefe de Departamento del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC); Danylo Sirio y Guillermo Pavón, presidente y vicepresidente, respectivamente, del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), y Nereyda López, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Cultura.

 Fotos: Radio Cubana y  colaboración de Víctor Méndez Leyva / Radio Taíno

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.