Radio Surco: 70 años al servicio de su pueblo

En el contexto de celebración por el Centenario de la Radio Cubana, Radio Surco, emisora provincial de Ciego de Ávila, arriba a su ainersario 70. Considerada Ciego como la capital de la Locución en el país, este medio radial promueve la cultura popular, el rescate de tradiciones culturales y es acérrima defensora de la identidad territorial.

Con motivo del aniversario el Portal de la Radio Cubana desea compartirles un texto difundido por el Lic. Ricardo Benítez Fumero en «La Revistica», revista trimestral de la Radio Cubana que recientemente, y tras una parada de cinco años, regresa para develar la historial del medio sonoro en Cuba, la crítica, sus personalidades y voces.

Este artículo, titulado Radio Surco: esa nonagenaria que aún cautiva propone una mirada a la radio provincial y a su desarrollo en el devenir de las décadas hasta convertirse en lo que es en la actualidad: una emisora de referencia nacional.

*****

Para muchísimas personas la Radio es una compañe­ra puntual, fiel, una disipadora de la tristeza y de la soledad, que presente en cada momento sonríe, abraza y consuela.

Han transcurrido ya 98 años desde que por iniciati­va del Doctor Eduardo Valdés Figueroa, un matancero radicado en Ciego de Ávila, allá por los años veinte del pasado siglo, saliera al aire la primera transmisión radial avileña.

Un volador de a peso, lanzado desde el techo de la farmacia central, a las nueve pasado meridiano, del 3 de febrero de 1924, marcó el inicio de ese mi­lagro de la ciencia que modula emociones en ondas
electromagnéticas.

Cuentan los historiadores que aquella noche resultó inolvidable para quienes en su pequeña ciudad veían pasar los días, unos tras otros, sin mayores consecuen­cias, excepto cuando la valija del tren depositaba cada mañana los paquetes con la prensa nacional, o en el
teatro Iriondo debutaba algún artista de fama.

Previamente muchos vecinos compraron en el comercio local aquellos radios de galena, que para escucharlos precisaban de una especie de audífono, otros acercaron sus taburetes al lugar del gran aconte­cimiento y disfrutaron por vez primera de un espec­táculo cultural en el que las jóvenes recitaron poesía, los aficionados a las tablas declamaron fragmentos de piezas teatrales, y algunos hasta cantaron.

La 7BY prendió la llama de la radio en el territorio avileño y nunca más se apagó. Avispados empresarios abrieron más tarde otras estaciones. Fue así como sur­caron el éter la CMJD de Porfirio de la Cruz, la CMJH, CMJO y la CMJI, y la CMJP en Morón. Al igual que en La Habana y en el resto de las pro­vincias y municipios que contaban con estas señales, prontamente las principales casas comerciales delterritorio se vincularon al negocio radial, fundamen­talmente a través del patrocinio de programas, la realización de concursos o el alquiler de espacios para anuncios publicitarios.

Asimismo, las empresas nacionales con sucursales en Ciego de Ávila también ubicaron sus menciones en la radio avileña, la cual constituía el más importante vínculo de comunicación con las grandes masas.
En tal sentido, en muchos establecimientos públicos y comercios se ubicaron los receptores de las ondas, puesto que la mayoría del pueblo no tenía posibilida­des de adquirir estos equipos, principalmente vendidos en Cuba por la firma estadounidense RCA Víctor.

La fiebre de la radio no se detuvo y el 10 de oc­tubre de 1952 nace Radio Cuba, la que prontamente ganó preferencia popular por sus espacios dedica­dos a los temas políticos, culturales, noticiosos y de
entretenimiento.

La situación económica y política que vivía el país y en especial Ciego de Ávila en la década del 50, hizo que Radio Cuba se convirtiera en un baluarte de las ideas progresistas y punto de convergencia de toda pro­testa contra el régimen nacional y local por parte de los obreros, estudiantes, sectores políticos de oposi­
ción y el pueblo.

Así fue que este órgano de prensa se convirtió en la sede de la creación del Directorio Revolucionario 13 de Marzo en Ciego de Ávila. Ello determinó que las autoridades de turno tomaran represalias, clausuraran los noticieros y cerraran la planta radial para intentar
arrebatarles la frecuencia y hasta hacerles un atentado.

La radioemisora de los avileños se sumó a la huelga del 9 de abril de 1958, en la que participaron algunos de sus trabajadores, entre ellos el realizador de sonido Cloroberto Echemendía Ulloa, asesinado por la tiranía batistiana.

En los años 60 del siglo veinte por consenso popular y a propuesta del locutor y director de programas, ya fallecido, Roberto Aguilar Oliva, Radio Cuba pasa a nombrarse Radio Surco, precisamente por la amplia vinculación de la emisora con el trabajo directo en el sector agrícola y en consonancia con el «surco» de los discos donde se graba la música.

En 1976, Radio Surco toma carácter provincial, y con el tiempo, de conjunto con el Instituto Cubano de Radio y Televisión, propicia el surgimiento de nuevas plantas en los municipios, las que conforman hoy el Sistema Provincial de Radio en Ciego de Ávila. Así pues, la Emisora provincial surca el éter avileño junto a Radio Morón, Radio Amanecer de Victorias, en el municipio Primero de Enero y Radio Chambas, la voz de la parranda. Además coexisten con corresponsalías en el resto de los municipios, donde laboran incansa­bles periodistas y otros profesionales que hacen del medio un sonido para ver, promueven la cultura popu­lar, el rescate de tradiciones y son defensoras fehacien­tes de la identidad e idiosincrasia de los avileños; como testigo fiel del quehacer de sus principales protagonis­tas, acompañando a los hombres y las mujeres que a diario revelan con su quehacer la historia patria.

La impronta avileña en la radiodifusión destacó desde temprano: aquellos que dejaron escuchar su voz desde los inicios, laboraron después en las princi­pales cadenas nacionales. Jorge Luis Nieto, Antonio González, Manolo Ortega, Miguelito Páez, Eddy Martin, Orlando Castellanos, Manolo Iglesias, Enrique Goizueta, Gustavo Mazorra, Fernando Alcorta, Nelson Moreno de Ayala, Edel Morales, Rafael Morales, Héctor Rodríguez, Laritza Ulloa, Rolando Crespo, José Leandro Rodríguez, Rodobaldo Hernández, Marcia Aristalia,mentre otros, hicieron posible la designación de Ciego de Ávila como capital de la locución cubana, mérito que hacen valer además, Ibraín Ulloa Figueredo, Alberto Pardo Companioni, Elizabeth Iparraguirre, Arquímedes Romo, Jorge Nilo Marín, y Aracelio Rodríguez, ademásn de las nuevas generaciones que se gestan en el ejemplo de sus predecesores.

Hace 98 años se plantó en Ciego de Ávila la semilla radiodifusora, esa que a lo largo de los años ha fruc­tificado y mantiene buena salud. Por eso a esta hora oyentes y realizadores atesoramos casi diez décadas de creación y compromiso, y entre los acordes y di­sonancias de este siglo, sostenemos los pilares de un medio de comunicación nonagenario que aún cautiva, y que en cada señal de audio envía pasiones, anhelos y sueños compartidos.

***

Si desea leer más sobre esta emisora puede hacerlo en los siguientes links:

Radio Surco, 69 años al servicio del pueblo de Ciego de Ávila

Radio Surco, desde la capital de la locución cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *