Ángel Espasande Calvo en el camino de los tiempos

Ciento dos años hubiera cumplido el actor cienfueguero Ángel Juan Espasande Calvo este 7 de agosto, aun sin la justicia que requiere; nacido en 1921, según el investigador Antonio Desquirón Oliva, los Espasande era “una de las comunidades familiares más tortuosas, atormentadas y creativas de aquellos años”.

Influenciado por la Asociación Pro-Arte de Cienfuegos, llegó a La Habana en los años 30, donde se desarrollaría en el teatro y la radio con su “sedosa voz (aunque de timbre avejentado), sensibilidad y capacidades histriónicas para colmar de atractivos sus personajes”.

Entre 1940 y 1941, con Raquel Revuelta, Ignacio Valdés Sigler, Carlos Paulin, Alfredo Perojo, son actores que lidera Paco Alfonso en obras como Queremos trabajo, Seguimos comiendo harina, Vinieron las tiñosas, Dos madres y El traidor, gestadas en calles y plazas, y en actos del Partido Socialista Popular.

De noviembre de 1942 al 14 de enero de 1943 está entre los fundadores de Teatro Popular en el Salón del Sindicato de Tabaqueros en San Miguel 662, con las obas Con los pies en el suelo, Guerrillas del pueblo y destacándose en Vida subterránea (1943) por un teatro nacional que el mujalismo frustró en 1948.

Estudió en la Academia Municipal de Arte Dramático con Modesto Centeno, y desde 1945 en el Grupo  Teatro ADAD (Asociación de Arte Dramático) de Francisco Morín; tras estrenar Hacia las estrellas (Leonid Andreiev), con otros grandes fundó el grupo teatral Farseros (septiembre de 1947) actuando en La Loba, Zoo de Cristal y Penélope en el teatro Martí, y más en el Patronato de Teatro entre 1947 y 1958, continuando con ADAD; muy elogiado fue su Harpagón (El Avaro, Molière) al conseguir comicidad añadiendo deformidad física a la decrepitud.

En radio fue el padre de Amelita Montero, el primer amor de Albertico Limonta, en El derecho de nacer (1948, circuito CMQ, Félix B. Caignet), donde trabajó con Asunción del Peso, María Valero, Carlos Badías, Minín Bujones, Marta Casañas,  Lupe Suárez, José Goula y Pilar Mata, entre otros; con Asunción del Río, Gina Cabrera, Carmen Pujols y Enrique Santiesteban, integra el cuerpo dramático que inaugura la CMQ (12 de marzo de 1948) y trabaja en el texto radial Quo Vadis?, diariamente en el espacio El destino está en tus manos, y en la obra Un extraño en la colina (1949, bajo Crusellas), y con ADAD; inaugurándose oficialmente la televisión cubana (18 de diciembre de 1950), actuó en el primer programa dramático de la televisora CMQ Tv Canal 6: Tensión en el canal 6; el dramatizado La muerte de Charles Martin, guion de Marcos Behmaras, adaptación de un cuento policiaco inglés; el programa Una Hora de Arte y Cultura para el Pueblo (1953 y 1955), patrocinado por el Ministerio de Educación, donde actuó en la obra Gustavo Adolfo Bécquer, y en el programa Jorge Anckermann.

De nuevo en ADAD estrenó El señor milímetro en el Auditorium (21 de mayo de 1954), como un burgués calculador, ahorrador y metódico; por momentos  trabajó en la serie humorística de televisión Rita y Willy. Estelarizó Érase una muchacha (1955, CMQ Tv). Era Salcedo desde el 7 de mayo de 1958 en La familia de mamá o Mamá (21 de mayo de 1954), del espacio en vivo La novela en Televisión (1958, canal 6 de CMQ TV, un amor en esa década), superproducción de 335 capítulos, y en dramatizados como Diviértase con Gravi, Gran Hotel, Estudio 15, Deténgase, Roy Martin (1952-1954), y en El amor de los pobres, El humo del recuerdo (1953).

También en cine fue dirigido y compartió reparto con otros inmensos de la escena cubana: debutó en Oye esta canción (1947) entre los pretendientes de Elena, donde según la crítica, “se luce”; Siete muertes a plazo fijo (1950; para muchos la mejor película cubana antes de 1959); La Única (1952; Héctor, el gánster asaltante); fue en Casta de Roble (1953-1954, drama rural considerado uno de los mejores relatos cinematográficos antes de 1959) donde llamó la atención unánime de la crítica del momento: según Tomás Gutiérrez Alea, “en las actuaciones se destaca Ángel Espasande”, como un campesino humilde y maltrecho atado a una mujer que no le ama.

En el telefilme La leyenda del bandido (1954, escrito por Dora Alonso; Departamento de Cinematografía de CMQ-TV; espacio “El humo del recuerdo”), caracterizó a Juan Agua, su primer y único protagónico, según Jorge Luis Urra Maqueira en la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC), luego caracterizaría personajes secundarios con rigor. Fue el capitán Mad en la película “de aventuras” Tesoro de Isla de Pinos (1956,  basado en un episodio de la radionovela de Félix B. Caignet Ángeles de la calle: piratas persiguiendo niños tras un supuesto tesoro, primer largometraje de ficción cubano en colores), quizás su menos afortunada actuación sin naturalidad, aunque exitoso al público; y en 1957, ¡Olé, Cuba!

Miembro de la célula del M-26.7 en CMQ (1956), participó en la huelga del 9 de abril de 1958, y continúa filmando películas en la Revolución: en La Vida comienza ahora (1959-1960, melodrama), es un galeno que salva la vida de un antibatistiano fugado. En marzo de 1959 los Críticos Asociados de la Radio y la Televisión lo premiaron como mejor actuación genérica masculina de 1958, y en 1960 es el presidente de la Asociación Cubana de Artistas Teatrales (ACAT) y trabaja en la película El negro (1962), y en El joven rebelde (1961-1962), premiada Joven Creador en el XIII Festival Internacional de Karlovy Vary (Checoslovaquia). Es un jefe en Los novios (1962, Jomi Ascot, de la cinta Cuba´58), el Comandante Suárez en Preludio 11 (1963, Kurt Maetzig), según el crítico José M. Valdés “un papel breve pero bien entonado siempre”; y el esperanzado padre Ángel Romanguera en el cortometraje Aire frío (1963-1965), para la serie Enciclopedia Popular, tras su puesta en escena con el grupo Teatro Experimental de La Habana (diciembre de 1962)

Continuó en el docudrama Páginas del diario de José Martí (1971-1972), La quinta frontera (1974), el docudrama autobiográfico Mella (1976), Ramón Orozco en Los sobrevivientes (1978-1979, comedia de humor negro), en Leyenda (1981-1982), La segunda hora de Esteban Zayas (1984, historia de introspección política), el padre Rubén en Un hombre de éxito (1986), y en el corto Golpes (1987), de los Estudios Cinematográficos de la Televisión Cubana; y Pasos hacia la montaña (1982, serie de televisión).

Y en octubre de 1967…

Hacia 1967 interpretó a un jefe oficinesco en la versión televisiva de Este burócrata es la muerte, mientras con el Grupo Dramático de Camagüey escenificaba una versión de la obra Vade Retro (octubre de 1967), y meses después en la serie Aventuras, fue el patriota Carlos Manuel de Céspedes en 1868, y luego en Guillermo Tell, El Halcón (1981, donde es el campesino y padre abusado por el villano); y Los tres Mosqueteros (1982, encarnó otro antagonista). Fueron los años cuando en televisión se consagra y reluce, en espacios como La novela cubana, donde en Rumbos opuestos (1977, de Amaury Pérez), interpretó a un pequeño burgués.

Con el Período Especial y la crisis de los balseros emigró a Estados Unidos, donde apenas logró reconstruir su carrera, interpretando pequeños personajes en intrascendentes telenovelas: la estadounidense Guadalupe sobre guion de la cubana Delia Fiallo (1993-1994), y la mexicana Señora Tentación (1995; su personaje era Silvestre). Fue contratado como uno de los conductores del Noticiero radial de Cubanet (1997), hasta fallecer el 20 de noviembre de 1999 en Miami, La Florida, Estados Unidos de América.

De sus tres hijos, solo el segundo (Juan Ángel) y su benjamín (su hija) siguieron sus pasos actuando con él en Cuba ya en los años 50, con cierto reconocimiento oficial y de público, aunque nunca como él que, citando a Urra, “sobrevivió con su talento y nombradía el camino de los tiempos”

Autor

  • Dr. C. Avelino Víctor Couceiro Rodríguez

    (La Habana, 1957) Licenciado en Historia del Arte (1982) y Licenciado en Historia General (1986), Técnico Medio Superior en Arqueología (1984) y Técnico Medio Superior en Museología (1985), Doctor en Ciencias sobre Arte (2001) y Máster en Antropología con Mención en Antropología Sociocultural(2001), Diplomado en Historia General Contemporánea (2006), Profesor Titular de la Universidad de La Habana (2002) e Investigador Titular (Ministerio de Cultura y Ministerio de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente, 2004).

    Ver todas las entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *