Radio Camoa celebra otro buen aniversario

Cuando recorremos los pasillos de Radio Camoa, se puede sentir el aire emprendedor y abnegado de todos los radialistas que cada día llegan al medio para tratar que los lajeros disfruten de una excelente programación radial.

Cuenta la historia que la idea de crear una emisora de radio en San José de las Lajas data de principios de la década de los setenta del pasado siglo. Pero los anhelos de ver materializados los sueños fueron fomentados por un grupo de figuras ejemplarizantes que resaltan como los iniciadores de la radio lajera: Miguel Pérez Valdés y Luis Delgado, a quienes se les une Fernando Corona y Leopoldo Fernández, técnico que había trabajado en el montaje de las filiales de Radio Progreso en diversas provincias del país.

La primera transmisión de radio en San José se realizó un 5 de marzo de 1971, a las 5:35 pm, empeño que luego se fue perfeccionando con la creación de los estudios de la emisora y poco a poco se confeccionó artificialmente una consola, hasta que el 17 de febrero de 1972, desde el lobby del cine Bofill, sitio que ocupó en sus inicios, comenzó a transmitir esta emisora que cambió su nombre por Camoa, para relacionarla con la historia local, ya que en la entrada del municipio existen unas lomas llamadas así.

Nombres como Elio Padilla Torres, Ismael Toledo, Ulises Hernández y los doctores Parado y Morejón, forman parte de la historia de esta emisora, que en febrero de 1979 se traslada para su sede habitual en la calle 47, entre 102 y 104, y desde entonces ha sabido ganarse su lugar en el quehacer radiofónico de la isla, trasmitiendo actualmente 18 horas diarias.

Hoy muchos de sus trabajadores expresan su orgullo por haber dedicado parte de sus años de experiencia en esta planta radial, ejemplo de ello es Maricel González Suárez, periodista, locutora y realizadora de programas, quien aseguró que “mantenerme trabajando en una emisora municipal como Radio Camoa, me ha enseñado mucho, considero que parte de la magia de la radio está en ese contacto directo que se puede establecer con las personas que nos escuchan. Es muy bello andar por la calle y encontrarnos con nuestros protagonistas y que nos digan que escucharon nuestro trabajo y que coincidió o no con lo que planteamos.”

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.