Blas Roca, un hombre excepcional desde la percepción de Fidel Castro

Nacido en Manzanillo en 1908, desde el mandato de Gerardo Machado salió a las calles a protestar y luego forjarse como guía imprescindible de los comunistas en la Mayor de las Antillas.

Defendió siempre al pueblo desde las altas instancias de la política, primero como representante de la Cámara antes de 1959 y luego desde la Asamblea Nacional del poder Popular, la cual presidió a partir de la primera legislatura en 1976 hasta 1981.

Francisco Wilfredo eran los nombres de este líder inmortalizado como Blas Roca y de quien Fidel Castro dijo: “Blas fue, es y será siempre uno de los hombres más nobles, más humanos y más generosos que hemos conocido jamás”.

Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, junto a los miembros del Buró Político, Armando Hart Dávalos, Faustino Pérez y Blas Roca Calderio, en la Gala inaugural del VI Festival Internacional de Ballet, celebrado en ciudad de La Habana (1978

Palabras pronunciadas por el Comandante en Jefe en el acto de despedida de duelo del compañero Blas Roca Calderío, La Habana, 26 de abril de 1987:

“Ha dejado de existir un hombre excepcional, de singulares virtudes y extraordinario talento. Un revolucionario ejemplar que dedicó por entero su vida a la causa de los humildes, maestro y conductor de comunistas por más de medio siglo, combatiente indoblegable que durante casi tres décadas dirigió el primer partido marxista-leninista de Cuba”.

“Nacido en Manzanillo el 24 de julio de 1908, del seno de una familia muy modesta, el nombre con el que lo recibieron en el mundo fue Francisco Calderío. Nadie podía vislumbrar aún el descollante papel revolucionario que habría de protagonizar bajo el nombre, hoy tan entrañable y familiar, de Blas Roca”.

“Blas fue, es y será siempre uno de los hombres más nobles, más humanos y más generosos que hemos conocido jamás”.

“Blas fue un soldado disciplinado y ejemplar a lo largo de 28 años de Revolución. El Partido le confió innumerables tareas en los más variados campos, las cuales cumplió con absoluta consagración y eficiencia”.

“(…) nos deja Blas un legado que debemos asumir consecuentemente todos los revolucionarios y en particular los cuadros presentes y futuros de nuestro país: su ejemplo de modestia, de humildad, de naturalidad, de sencillez; su extraordinaria sensibilidad humana; su invariable afán de ser útil a los demás; su característica de predicar con el ejemplo; el hecho de poner siempre por delante de todo la Revolución y el Partido”.

“Ante la ausencia física de un combatiente revolucionario ejemplar como Blas, podemos repetir las palabras de José Martí: “la muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida”. (Tomado de Cubadebate)

Fidel en el acto de Despedida de Duelo de Blas Roca Calderío, junto a él el General de Ejército Raúl Castro y el General de División Ulises Rosales del Toro, 26 de abril de 1987 Foto: Periódico Juventud Rebelde/ Fidel Soldado de las Ideas.

Fidel con el Secretariado del Comite Central del Partido en el periódico Hoy. Fundacion del Periódico Granma (1965). Foto: González/ Granma / Fidel Soldado de las Ideas.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.