Camilo nunca está ausente

Los cubanos lo recuerdan por su modestia, sencillez y arrojo sin límites en las grandes batallas de la naciente Revolución Cubana. De humilde extracción social, barba mítica y sonrisa clara, Camilo es de esos héroes que nunca están ausentes.

De la vida del hombre de sombrero alón, hay muchas historias que no pasan desapercibidas. Pero, hay un hecho que revela el extraordinario papel desempeñado por Camilo, poniendo a prueba su lealtad a Fidel Castro en el enfrentamiento a la insubordinación de Huber Matos.

Transcurría el 20 de octubre de 1959. El entonces Comandante del Ejército Rebelde y jefe del Regimiento Militar Ignacio Agramonte, el manzanillero Huber Matos traiciona la confianza depositada en él y toma las armas en el  otrora cuartel de la tiranía de Fulgencio Batista en la región de Camagüey. Su objetivo era involucrar a oficiales del Ejército Rebelde y arrastrar al pueblo a una intentona contrarrevolucionaria.

Cumpliendo orientaciones precisas y adelantándose a Fidel para evitar que se exponga a graves peligros, el joven Comandante Camilo llega a tierras agramontinas. Una vez en el Regimiento Ignacio Agramonte, el Héroe de Yaguajay ordena romper las cadenas que rodean el cuartel y que se detengan a los soldados traidores.

Acompañado de un grupo de valiosos compañeros, sube hasta la habitación del caudillo y le riposta desafiante: “¡Huber, yo como Jefe del Estado Mayor del Ejército Rebelde asumo el mando de Camagüey y te detengo por alta traición. ¡Tienes que acompañarnos!”.

Luego sobrevino la apoteosis de la victoria. El pueblo de Camagüey se lanzó a las calles para manifestar su apoyo a Fidel y Camilo, quien con su valentía, firmeza y autoridad moral echó por tierra la conjura de Matos. De este hecho, surgió la tradición de las Marchas del Pueblo Combatiente en Cuba, para denunciar las patrañas enemigas cuyo fin siempre ha sido destruir la Revolución.

“En el pueblo hay muchos Camilo”, sentenció Fidel en emotivas palabras al conocerse la triste noticia de la desaparición física del Comandante Camilo Cienfuegos Gorriarán, un hombre que vivió para su tiempo, un héroe que peleó por ver a su patria libre, y que hoy le rinde el mayor de los homenajes.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.