Asume juventud cubana su responsabilidad histórica

Revolución que ha vencido la prueba de estos 58 años de intensas batallas frente al mayor de los imperios, sostenidas por varias generaciones de cubanos y requerida de similares compromisos, actitudes y acciones para perdurar en el tiempo.

Los líderes históricos han envejecido y ya no tenemos a Fidel indicando el camino con sus geniales ideas de futuro. Sin traumas de ningún tipo, la juventud ha asumido la responsabilidad que le toca en cada momento histórico y en cada una de las esferas de la sociedad cubana, porque ha aprendido de sus padres y abuelos el concepto martiano de que «la juventud ha de ir a lo que nace, a crear, a levantar a los pueblos vírgenes, y no estarse pegada a las faldas de la ciudad como niñotes que no quieren dejarle a la madre el seno».

Nuestro querido Fidel siempre confió en la juventud, porque fueron jóvenes los que asaltaron el Moncada, los que vinieron en el Granma e hicieron la Revolución. Por esa razón expresó:

Creer en los jóvenes es ver en ellos además de entusiasmo, capacidad; además de energía, responsabilidad; además de juventud, ¡pureza, heroísmo, carácter, voluntad, amor a la patria, fe en la patria!, ¡amor a la Revolución, fe en la Revolución, confianza en sí mismos!; convicción profunda de que la juventud puede, de que la juventud es capaz; convicción profunda de que sobre los hombros de la juventud se pueden depositar grandes tareas»

A propósito del cumpleaños 55 de su organización de vanguardia, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la juventud cubana ha reactivado su protagonismo en todas las tareas y actividades, porque al decir de José Martí «la actividad es el símbolo de la juventud» y como aseveró el propio Maestro, «es de jóvenes triunfar».

Por tanto, donde quiera que haya un militante de la UJC, un joven comprometido con su tiempo, con su pueblo y con el futuro, resultan inadmisibles la inactividad, la pereza, la tolerancia y dejar para mañana lo que debe hacerse hoy.

Ha de trabajar la UJC en el fortalecimiento del movimiento juvenil y en la atención a los niños que también este cuatro de abril celebrarán el aniversario 56 de su Organización de Pioneros José Martí (OPJM), porque la sociedad tiene una composición escalonada y como dejó sentado Fidel, «si los jóvenes fallan, todo fallará. Es mi más profunda convicción de que la juventud cubana luchará por impedirlo», y cerró la idea en aquella histórica respuesta a un mensaje de la UJC, el 23 de junio de 2007, con una contundente afirmación: «Creo en ustedes».

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *