Día histórico para la paz en Colombia

A lo largo de tres años, el Gobierno de Colombia y las FARC-EP alcanzaron importantes avances en las pláticas con acuerdos sustanciales en los puntos de la agenda: Política de desarrollo agrario integral, Participación política, Solución al problema de las drogas ilícitas, Fin del conflicto, Víctimas e Implementación, verificación y refrendación.

Pese a los escollos, también hubo muchos logros que dejaron el camino abierto a la paz en un país desangrado por enfrentamientos entre los guerrilleros y el ejército, y una fuerte polarización de la sociedad colombiana, en la que subyacen otros fenómenos como el narcotráfico y el paramilitarismo.

Estos temas merecen otros análisis, pero es válido hacer un breve recorrido cronológico por los sucesos más importantes de este proceso de paz, el cuarto que se lleva a cabo entre el gobierno colombiano y la guerrilla, pero el que más lejos ha llegado desde los acuerdos con el presidente Belisario Betancur a mediados de los años 80 del siglo pasado.

4 de septiembre de 2012: El presidente colombiano Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) anuncia la firma en La Habana del Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.

El texto establece seis puntos de discusión para alcanzar la paz tras más de medio siglo de conflicto: Política de desarrollo agrario integral, participación política, fin del conflicto, Solución al problema de las drogas ilícitas, derechos de las víctimas y la implementación, verificación y refrendación. Cuba y Noruega asumen como países garantes del proceso de paz. Venezuela y Chile serían nombrados luego países acompañantes.

4 de septiembre de 2012: Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba establece que la Revolución tiene un compromiso histórico con la paz en Colombia y con los esfuerzos encaminados a poner fin al conflicto político, social y militar de ese país hermano de América Latina y el Caribe.

18 de octubre de 2012: Apertura de la mesa en Oslo, Noruega. Dan a conocer los nombres de los primeros negociadores plenipotenciarios. Gobierno: El ex vicepresidente Humberto de la Calle; el alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo; el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), Luis Carlos Villegas; y los generales retirados Jorge Enrique Mora Rángel (Ejército) y Óscar Naranjo (Policía).FARC-EP: Comandante Iván Márquez, Ricardo Téllez, Andrés París y Marco León Calarcá. La guerrilla pide que Simón Trinidad, preso en Estados Unidos, forme parte de su equipo negociador.

6 de noviembre de 2012: Reunión técnica en La Habana para definir detalles para el inicio del proceso.

13 de noviembre de 2012: La segunda guerrilla de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) anuncia su disposición para iniciar «diálogos exploratorios de paz» a tres días del comienzo de las conversaciones entre las FARC y el Gobierno de Colombia en La Habana, Cuba.

19 de noviembre de 2012: Instalación oficial de la Mesa de conversaciones entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC-EP en el Palacio de Convenciones de la capital cubana.

Las FARC-EP declaran un alto el fuego unilateral entre el 20 de noviembre y el 20 de enero. Lo anuncia en La Habana el miembro del secretariado de guerrilla, Iván Márquez.

10 de abril de 2013: Cerca de un millón de colombianos salen en las calles de Bogotá en apoyo al proceso de paz. La marcha contó con la asistencia del presidente Juan Manuel Santos, exguerrilleros y grupos de izquierda.

26 mayo de 2013: El Gobierno y las FARC anuncian el primer acuerdo de la agenda de negociación, sobre tierras y desarrollo rural.

22 agosto de 2013: Santos dice que el Gobierno presentará al Congreso un proyecto de ley para someter un acuerdo de paz a un referendo.

6 noviembre de 2013: Las partes anuncian el segundo acuerdo de los cinco temas de la agenda, sobre participación política.

15 diciembre de 2013: Entra en vigor una tregua navideña de las FARC de 30 días de duración.

16 mayo de 2014: El Gobierno y las FARC-EP llegan a un acuerdo sobre drogas ilícitas, el tercer tema de la agenda.

20 mayo de 2014: Comienza un alto el fuego unilateral de una semana de las FARC-EP y el ELN por la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 25 de mayo.

7 junio de 2014: El Gobierno y las FARC-EP anuncian que cinco delegaciones de víctimas asistirán a audiencias con los negociadores en Cuba.

9 junio de 2014: Las FARC comienzan un nuevo alto el fuego, hasta el 30 de junio, con motivo de la segunda vuelta presidencial.

22 junio de 2014: El presidente Santos es reelegido para un segundo mandato con las negociaciones de paz como bandera y asume el 7 de agosto.

16 agosto de 2013: Un primer grupo de doce víctimas del conflicto armado participa en una audiencia con los negociadores.

21 de agosto de 2014: Instalación de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas.

30 noviembre de 2014: El general del Ejército Rubén Darío Alzate y sus acompañantes, retenidos por la guerrilla en una zona de conflicto, son entregados por la guerrilla a una comisión humanitaria.

17 diciembre de 2014: Las FARC-EP anuncian un alto el fuego unilateral indefinido que comienza el 20 de diciembre.

7 marzo de 2015: El Gobierno y las FARC anuncian un acuerdo para hacer el desminado humanitario conjunto. Las partes acordaron la limpieza de minas antipersonales en los lugares donde afecten directamente a la población civil, empezando en los departamentos de Antioquia (noroeste) y Meta (centro).  

10 marzo de 2015: Santos suspende por un mes los bombardeos a campamentos de las FARC-EP en respuesta al alto el fuego unilateral.

15 abril de 2015: Mueren once militares en un ataque de las FARC-EP en Buenos Aires, en el departamento del Cauca (suroeste), y Santos ordena reanudar los bombardeos.

21 mayo de 2015: Mueren 27 guerrilleros de las FARC en un bombardeo en Guapi (Cauca).

21 de mayo de 2015: El presidente Santos suma a la canciller María Ángela Holguín y al empresario Gonzalo Restrepo al diálogo de paz con las FARC-EP.

22 mayo de 2015: Las FARC-EP suspenden su alto el fuego unilateral por el bombardeo a su campamento.

4 junio de 2015: Las partes acuerdan la creación de una Comisión de la Verdad, que se pondría en marcha cuando se firme la paz.

7 julio de 2015: Los países garantes instan a las partes a bajar intensidad del conflicto y les piden medidas “de construcción de confianza”.

8 julio de 2015: Las FARC anuncian un alto el fuego unilateral durante un mes a partir del 20 de julio.

10 julio de 2015: Los negociadores anuncian un plan para reducir la intensidad del conflicto y agilizar la consecución de acuerdos que permitan llegar a un alto el fuego bilateral y definitivo.

25 julio de 2015: Santos ordena nuevamente la suspensión de los bombardeos contra las FARC.

20 agosto de 2015: Los negociadores de las FARC-EP anuncian una prórroga del alto el fuego unilateral.

23 septiembre de 2015: Santos anuncia que viaja a La Habana a reunirse con los negociadores de paz, y luego las FARC confirman que entre ellos estará «Timochenko». También participará el presidente cubano, Raúl Castro.

Aunque se formalizaron en Oslo, las conversaciones se mudaron a La Habana, Cuba, con el objetivo de desarrollar la agenda y pocos días después, la segunda guerrilla de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunció su disposición de dialogar con el Gobierno.

Poniendo en una balanza los resultados, es innegable que el diálogo entre las partes beligerantes trajo consigo muchos logros: Mecanismos de participación, Víctimas y Justicia y temas relativos al campo destacan entre las decenas de páginas de acuerdos entre el Gobierno colombiano y las (FARC-EP) y que están subdivididos en múltiples subtemas.

En 2014, el Senado de Colombia dio un esperado debate sobre el fenómeno de paramilitarismo, que había generado mucha expectativa en el país debido a que el senador Iván Cepeda demostraría con pruebas los vínculos del expresidente Álvaro Uribe con los llamados «paracos» pero éste se retiró «momentáneamente» del recinto, y afirmó que iría a la Corte Suprema de Justicia para entregar pruebas de acciones «difamatorias».

Los colombianos respaldaron la continuidad del proceso de paz y posicionaron en la red social Twitter la etiqueta #TreguaYA y terminar la confrontación interna de más de 50 años, con saldo de seis millones de víctimas, entre ellas casi 230 mil muertos.

En las últimas semanas se ha debatido intensamente sobre los mecanismos de refrendación de los acuerdos entre Gobierno y guerrilla. Las FARC criticaron la forma unilateral como el Gobierno Santos ha manejado el asunto pues a su juicio se aleja de lo acordado en la mesa de La Habana.

Santos insiste en un plebiscito ante lo cual las FARC-EP manifestaron que «se pretende aplicar sin considerar el parecer del adversario en armas, a la manera que se atiende un parto con fórceps. Un plebiscito encontraría todo lo que buscan, pero sin capacidad jurídica de alcanzar lo que se propone porque su naturaleza lo impide», señaló el jefe negociador Iván Márquez.

Lo más importante de todo este complejo asunto es que sobre la mesa quedan las herramientas y la voluntad política de las partes para que el proceso de negociación en Colombia continúe avanzando. Los legítimos anhelos de ese hermano país necesitan y merecen el firme respaldo de la comunidad internacional, en particular de nuestra región.

Cuba ratifica su apoyo incondicional a los diálogos entre las FARC-EP y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, en su calidad de garante y sede de las negociaciones, toda vez que se materializa el espíritu vivo de la proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz.

       

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *