En las montañas de Villa Clara no se reportan muertes maternas e infantiles

Adán Villavicencio, director municipal de salud en esa localidad montañosa, explicó que la existencia de 90 consultorios médicos resulta determinante para la atención efectiva a las mujeres embarazadas.

«De enero a julio del 2016 contamos solamente con tres ginecobstetras, de los cinco que necesita nuestro municipio, por esa razón estructuramos una estrategia que asegura la consulta a su debido tiempo de todas las gestantes», afirmó Villavicencio.

Comentó que la interconsulta con los especialistas se realiza en los policlínicos, para abarcar todo el universo, en tanto los ingresos en el hogar materno garantizan la atención para aquellas futuras madres con dificultades durante el embarazo.

En el período, Manicaragua reportó el nacimiento de 346 niños, todos sanos y con un índice de bajo peso inferior al cinco por ciento, que es la media nacional, aseveró.

La población de menores de un año asciende a 627, quienes son atendidos por cuatro pediatras en sus áreas primarias de salud, incluidos los niños residentes en las zonas más distantes e intrincadas de las montañas.

Es significativa la dedicación de los galenos y enfermeras ubicados en las zonas más altas de la serranía, de difícil acceso, lo cual obliga a cubrir largas distancias, a caballo, mulo o a pie, para asistir a los recién nacidos, las puérperas o gestantes.

La medicina preventiva, la educación sanitaria y el trabajo comunitario aseguran cambios de conductas sociales en los pobladores, quienes devienen en personas más sanas y responsables.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.