Obra e ideas de José Martí constituyen una mina inagotable

Desde la razón y el corazón, con hondas reflexiones, encendidas palabras y otras ofrendas -incluidas las flores depositadas ante la monumental pieza Martí crece, del escultor cubano Alberto Lezcay-, los participantes en este encuentro académico honraron al Apóstol de la independencia de Cuba, en el aniversario 122 de su caída en combate.

En el foro se presentó el tomo 27 de la Edición Crítica de las Obras Completas de José Martí, que cierra todo lo relativo al año 1887, según explicó el doctor Pedro Pablo Rodríguez, Premio Nacional de Ciencias Sociales y jefe del equipo encargado de este proyecto investigativo y editorial, el más importante que desarrolla el Centro de Estuidios Martianos (CEM).

La doctora Ana Sánchez Collazo, directora de la institución, destacó la calidad de las 53 ponencias presentadas en el cónclave, que desde el miércoles último reunió a estudiosos de Brasil, Costa Rica, Guatemala, México, Puerto Rico, Venezuela y Cuba, y a todos agradeció su presencia y aportes a un debate sumamente rico.

Del amplio temario mencionó las Antillas en el concepto martiano del equilibrio de América y el mundo, el Caribe durante la preparación de la Guerra Necesaria y Martí en las artes y las letras caribeñas, aunque afirmó que en todos hubo enfoques novedosos, prueba de que la vida, obra e ideas de ese gigante constituyen una mina inagotable.

También en la sesión final fue hecha pública la convocatoria del CEM para los días del 16 al 18 de mayo de 2018, al Coloquio Internacional José Martí y los acontecimientos de 1898, así como también al concurso infantil Martí y los niños y al certamen para jóvenes Martí y el Partido Revolucionario Cubano.

Del encuentro académico, el doctor Ibrahim Hidalgo, Premio Nacional de Historia y jefe del equipo de investigaciones históricas del CEM, afirmó que será excelente ocasión para que se abra paso la verdad, entre tantas mentiras y tergiversaciones de los enemigos de Cuba, y para traer al presente advertencias hechas por Martí, que no han de olvidarse jamás.

Entre esos sucesos de 1898 está, por supuesto, la intervención de Estados Unidos en el conflicto entre Cuba y España, cuando era inminente la victoria del Ejército Libertador.

Presidieron esta sesión de clausura los doctores Carlos Bojórquez Urzaiz, escritor, antropólogo e historiador mexicano, y Paul Estrade, Profesor Emérito de la Universidad de Paris VIII Vincennes-Saint-Denis, ambos invitados de honor al evento.

El académico francés, merecedor en 2016 de la Medalla de la Amistad, que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba, dictó la conferencia magistral Reflexiones sobre el antillanismo de Martí y el de Betances, “El Antillano”, y saludó la liberación definitiva del patriota boricua Oscar López Rivera.

«En un día como hoy, de recordación a quien vio en la unión de las Antillas libres un baluarte de la independencia nuestroamericana, no podemos sino reafirmar nuestro compromiso de continuar luchando por la libertad, soberanía y autodeterminación plenas de Puerto Rico», añadió el doctor Estrade.    

Fuente: ACN.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.