El otro hombre radio

Pero no solo a los realizadores del medio les resulta familiar ese nombre y la voz detrás de él, para los oyentes vueltabajeros llega con cada hora de transmisión a su hogar.

Luisito llama a todos los programas transmitidos por la señal sonora de la familia pinareña, cada día, en cada espacio, con saludos a los locutores, directores y a su legión de amigos en el otro extremo del territorio más Occidental de Cuba.

Son personajes como él los que mantienen alertas a los radialistas en esa provincia en la búsqueda de propuestas que los mantenga enganchados a la 103.5 de la Frecuencia Modulada, onda por la que sale ininterrumpidamente Radio Guamá.

De cierta manera uno de los termómetros de audiencia para los controles de la emisora lo constituye la permanencia de Luisito en las líneas telefónicas de la planta matriz; aunque haya programas dramatizados, que no incluyen participación de la audiencia, él llama y señala sus puntos de vista.

Tal ocurre hoy con sus teorías sobre la solución del caso policiaco transmitido en el espacio “Operación secreta”, el de mayor audiencia históricamente en Radio Guamá que versiona a la ficción casos delictivos ocurridos en el territorio.

Según apunta Odalys Labrador Miló, jefe de grupo de investigaciones y control de la calidad, otro de los espacios más seguidos en la novela cubana- de la que seguro no escapa el ávido Luisito-, ahora con la interpretación de un guion de la asesora Omayda Navarrete.

“Antología” con una variada propuesta musical que invoca la música de las décadas de los 60, 70 y 80, así como “Domingo AM” un tiempo de participación activo para los oyentes con saludos, incluyen la ronda habitual de Luisito en el dial.

“Lo que no sabes tú”, revista de facilitación social, “Reencuentros” la clásica composición de piezas musicales y poemas en la entrada de la madrugada, y “Ritmo caliente” en las tardes de domingo, acompañan los estados de ánimo cambiantes de cada hora en el día de los radioescuchas en Vueltabajo.

“Toke Joven” en sus varias horas al aire recibe las llamadas de Luisito y las respuestas a sus saludos en un programa que permite el diálogo y la complicidad entre personas jóvenes de espíritu que hacen suyo este programa dedicado a la juventud.

En los últimos meses, una de las emisiones radiofónicas más esperadas llega a las 6 de la tarde porque “Pinar quiere saber”, concebido inicialmente solo para el verano, pero su aceptación contribuyó a que se quedara en la parrilla de programación habitual que asciende a 52 espacios, ese es uno de los triunfos a los que contribuyó Luisito Lóriga, quien también es, por su puesto  y desde otra mirada, un hombre radio. 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *