Manolito, creador radial de todos los dias

En primer lugar ello requiere de una planificación, a corto o largo plazo, de los temas que se tratarán y quienes son los que pueden aportar vivencias y protagonismo al contenido para darle mayor credibilidad y fuerza a lo que el programa encara en cada emisión.

De manera sistemática, en la labor creativa, el equipo participa en la preparación del programa donde se puntualizan los objetivos antes de salir al aire, cómo hacer la entrevista y las posibles preguntas al entrevistado. Se informa al equipo los datos principales de la personalidad que visitará el programa, ello permite conocer lo elemental de la persona que en breve tendremos en los estudios para enriquecer los contenidos y aportarle al oyente un caudal de información interesante.

En esta dimensión encajan todas aquellas transmisiones referidas a los hechos de mayor creatividad de otros campos como los conciertos musicales, las obras teatrales o diversos actos culturales desde exposiciones artísticas hasta la representación de obras literarias y declamaciones poéticas. La radio actúa como mera transmisora con el objetivo, no de crear otra obra artística, sino de respetar con la mayor fidelidad posible lo que sucede en el lugar de los hechos. Son transmisiones que pertenecen a la esencia informativa de la radio en cuanto dan noticia de hechos de interés general, en este caso con los mejores recursos disponibles como es el tratamiento en directo. Se guía por su misión informativa, más que por la creativa.

Hoy ese tratamiento está llamado a cambiarse por la producción atemperada a la radio, por lo que ambos escenarios deben hacerse mutuamente concesiones que permitan respetar los tiempos dramatúrgicos de cada medio.

Cuando se crea para el medio radial es para la radio y  cuando se crea para otro medio y se transmite por radio, se adapta la narración de los hechos y tiene este un carácter más informativo que creativo.

Esto que hemos descrito a modo de introducción es practicado en cada puesta por el Licenciado Manuel Luís Hernández, (Manolo Luis) más conocido por sus compañeros, como Manolito.

Manolito, un hombre que estudió derecho, se ha ganado el respeto de sus colegas, oyentes, así como de las más distinguidas personalidades del mundo cultural cubano.

En el programa “A Buena Hora” han participado figuras relevantes del arte cubano y extranjero. Solamente relacionemos a  los cubanos Chucho Valdés, Omara Portuondo, Alicia Alonso, Liz Alfonso, Aurora Bosch, Loipa Araujo, Josefina Méndez Mirta Pla,  Carlos Acosta, Joel Carreño, Enrique Pineda Barnet, Fernández Pérez,  René de la Cruz, Daysi Granados, Nicolás Dorr, Héctor Quintero, Zaida del Río,  Nelson Domínguez.

Dentro de los representantes de las diferentes disciplina del arte extranjero han estado en el programa Diango, Ivan Lin, León Gieco, Harry Belafonte, Luis Represa, Victor Victor, Victor Laplace.

Manolito ha logrado que “A Buena Hora” sea la voz de encuentros como el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, la Feria Internacional del Libro, la Feria Internacional de la Artesanía, y la Bienal de La Habana. De cada evento asisten al programa personalidades de diferentes regiones del mundo a expresar su gratitud con Cuba por la magnitud y calidad del arte cubano en las diferentes disciplinas.

Es Manolito, para todos los que lo conocemos, un hombre común dentro del colectivo de Radio Taíno donde lleva desde 1994 la conducción de este espacio y al no estar conforme solamente con la radio como escenario se proyecta en conciertos creados para sus puestas en el medio y no sólo cubrir la transmisión de lo que pasaba en tal o mas cual escenario. Creó espectáculos para la presentación de firmas comerciales con un elenco de reconocido prestigio, convocatoria aceptada por el respeto y nivel profesional reconocidos en el creador Manolito. Así mismo,  inspirado en lo que ya había demostrado en la radio lo puso en práctica en la televisión cubana donde ha logrado resultados modestos pero únicos, con su sello personal como creador.

Este guanabacoense de origen pero cubano por naturaleza ya está inscrito en el libro de los abnegados creadores de la radio.

Por último reseñar el esfuerzo que realiza cada sábado con su peña “A Buena Hora” que transmite desde la “Zorra y el Cuervo” dedicada a valores nacionales que hacen carrera en el Jazz, y donde los resultados son alentadores.

Muchos Manolitos nos hacen falta, sin embargo por su modestia pasa como un director de programa de radio más, teniendo como divisa hacer más creíble, participativa y con un acabado digno cada obra.

Al final siempre inconforme se queda inconforme porque dice que lo que acaba de hacer pudo ser mejor, y eso vale.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.