Radio Tatek: una historia para recordar

Desde 1978 y hasta 1989 estuvo en el éter radial para los luchadores, una emisora que se convirtió en la voz y el alma de quienes daban su apoyo a los etíopes en sus años de batalla.  Innumerables nombres de radialistas internacionalistas cubanos se pueden mencionar de aquellos años, pero indudablemente todos coincidieron en que Radio Tatek llegó para darles vida, información y entretenimiento a los cientos de cubanos que lucharon en tierras extranjeras.

El escritor del libro Rafael Ramírez, oficial retirado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), fue también uno de los directores de la atípica emisora, por ello, a partir de su experiencia recogió relatos en su exhaustiva investigación, dejando reflejado su homenaje a los combatientes y profesionales de los medios que por aquellos años fueron capaces de meterse entre las armas de fuego para llevar a los oyentes cubanos la realidad de esos días.

Con características sui géneris salía durante ocho horas cada día Radio Tatek. “Además de las noticias frescas y variedad de géneros en la programación, también se hacían entrevistas en Cuba a los familiares de los combatientes en fechas significativas, y luego se escuchaban en la emisora para sorpresa de los internacionalistas”, resaltó Rafael Ramírez, quien además se refirió a la labor de los periodistas, pues estos se trasladaban por las diferentes unidades donde se situaban los cubanos para realizar sus reportajes y tratar de llevar a la emisora a los más destacados militares.

Realizadores de sonidos, editores, directores de programas, asesores, locutores, periodistas cubanos todos que nunca habían estado presentes en una guerra como militares, sabían de antemano la necesidad e importancia de los medios de comunicación. Por ello, y en las condiciones difíciles, muchos de los presentes en la presentación de este libro en el Pabellón Cuba, coincidieron en que Radio Tatek fue una gran escuela para los que se iniciaban en el medio y para quienes con su experiencia hicieron sonar una emisora cubana en Etiopía.

Especial realce tuvo en el encuentro la presencia de Agustín Díaz Cartaya, compositor del Himno del 26 de Julio y quien fungió como escritor del prólogo de libro al ser uno de los protagonistas también de las gestas libradas desde Radio Tatek en el continente africano.

Tenemos entonces al alcance de nuestras manos “una obra novedosa y única”, un libro que fue editado por Ediciones Verde Olivo y que estará a la venta próximamente en la Feria Internacional del Libro de La Habana, que en esta ocasión se dedicará a la hermana nación de Angola.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.