Fidel en La Habana

Marcha de la Libertad, Caravana de la Victoria o Caravana de la Libertad, no importa el nombre porque todos muestran que fue un recorrido marcado por la fuerza de la lucha guerrillera en la Sierra Maestra, por la dignidad, el recuerdo, la memoria, el desolvido.

Fidel… Fidel… Fidel…! Se escuchaba a viva voz en las calles por las que avanzaban los caravanistas, e igual de emocionado sigue el pueblo en este 2017, pasadas ya varias décadas.

Las reseñas de ese acontecer confirman que el Comandante no dudó en hacer paradas y giros por los lugares emblemáticos por los que pasaba. El pueblo escuchaba y se apropiaba de sus palabras de aliento y esperanza para la forja de una Cuba nueva.

Siete días duró el viaje de los rebeldes en su arribo a La Habana un día como hoy hace exactamente 58 años. Llegó junto a los Barbudos, iluminando auroras. Llegó para quedarse por siempre. Dicen algunos poetas que el cuerpo puede estar en muchos lugares, pero el alma solo le pertenece a uno. El alma de Fidel le pertenece a Cuba.

Muchos cubanos lloramos su partida física en Caravana contraria hacia el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba.

Sin embargo, este 8 de Enero, otra vez vuelve sobre sus pasos Fidel, Fidel, Fidel (tres veces como lo hiciera su hermano Raúl en el homenaje en la Plaza Mayor General Antonio Maceo y Grajales).

Ese nombre, hombre mezclado con su pueblo agradecido que le acompaña junto a la Caravana que inició en 1959 un camino hacia la eternidad.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *