Fidel, maestro y guía de periodistas

Con esta óptica, el espacio Entre Colegas, que auspicia la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), motivó la complicidad de reporteros, fotógrafos y realizadores para bordar la personalidad de un hombre que marcó la historia de Cuba y la humanidad.

En el marco de la Jornada por el Día de la Prensa Cubana, un grupo de profesionales galardonados con el Premio Nacional José Martí Por la obra de la vida, intercambiaron con el auditorio sus impresiones sobre lo que significó para ellos el privilegio de entrevistar o dialogar con el líder de la Revolución.

En su papel de moderadora, Arleen Rodríguez Derivet, miembro de la presidencia nacional de la UPEC, le preguntó a la distinguida reportera Marta Rojas, porqué nunca le hizo una entrevista a Fidel, a lo cual ella respondió que era el género periodístico que menos le gusta.

Marta rememoró los acontecimientos relacionados con el asalto al Cuartel Moncada; la llegada de Fidel a La Habana desde Isla de Pinos y cómo escribía en diferentes medios de prensa de la época, artículos de denuncia sobre el robo de fondos públicos y las propiedades que tenían los politiqueros de la dictadura batistiana.

Con una reconocida trayectoria profesional, la colega Susana Lee, del periódico Granma, reveló que en múltiples ocasiones estuvo presente en varias actividades realizadas por el Comandante en Jefe, pero nunca tuvo la entrevista que todo periodista hubiera querido hacerle.

Susana confesó que el revolucionario cubano, «era muy celoso con lo que se publicaba, tenía un sentido del periódico, de la inmediatez. Estaba donde había un evento, un acontecimiento, un ciclón, eso te posibilitaba tener una opinión con cara, con rostro».

El actual subdirector de Información en la emisora Radio Habana Cuba, Pedro Martínez Pírez, contó detalles sobre su relación profesional con el Comandante, guardando como un tesoro las múltiples entrevistas hechas en diferentes viajes al extranjero.

Narró a los presentes que en un panel televisivo,  pudo hacerle una pregunta, «los demás periodistas se fueron en blanco, es que él hablaba mucho y se tomaba el espacio de uno, por eso había que estar bien preparado para entrevistarlo. Fidel cuando quería hablar contigo, te seleccionaba», aseguró Pírez.

Por su parte, Rosa Miriam Elizalde, editora del sitio digital Cubadebate, resaltó el alto sentido humanista y ético de Fidel demostrados en una cobertura periodística que a ella le tocó hacer en Santa Clara por un accidente.

En esa ocasión, Fidel se interesó por los heridos y su posible evolución clínica.  Luego la invitó a almorzar, junto a la colega Susana Lee, en el cual les habló de muchas cosas, y ella le pidió permiso para publicar sobre lo que había dicho.

Con el consentimiento del entonces presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se dispuso a preparar su relato, y, Susana, en gesto solidario y ético, no publicó nada al respecto en el diario Granma; «al contrario, me ayudó a conformar la nota para que esta saliera el domingo, cuando aparecía Juventud Rebelde en el período especial», subrayó Rosa Miriam.

Para Zenaida Ferrer, quien labora en la hoy Agencia Cubana de Noticias (ACN) -antigua AIN-,  representó una prueba de fuego darle cobertura a la salida del primer contingente de maestros cubanos hacia Nicaragua en el año 1980.  Con poco tiempo de graduada, le tocó redactar la información en el propio escenario del acto y dársela al Comandante para que la revisara.

«Recuerdo que hice casi tres cuartillas y cuando él la vio solo me corrigió dos palabras y me dijo: no es lo mismo lo que se dice según la entonación y el momento, que verlo después escrito», rememoró Zenaida.

Con una impresionante hoja de entrega al difícil arte de informar, Irma Cáceres, del Sistema Informativo de la Televisión Cubana (SITVC), destacó la relación franca y espontánea de Fidel con la prensa, de cómo le gustaba escuchar a los periodistas, conversar con ellos, y saber sus opiniones.

Hizo referencia al viaje del Comandante en Jefe a Moscú, en el año 1987, cuando se celebró el último congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS). «Lo vi un día pensativo, dando paseítos y me le aproximé y le pregunté: Comandante, qué usted cree de Gorbachov, y él me dijo: Imagínate, y qué tú crees de la transparencia (glásnot), me dejó sin palabras, en vez de una respuesta, me hizo una pregunta».

Otros profesionales, como los relevantes fotorreporteros como Freddy Moro, Juvenal Balán, Jorge Valiente, y Raimundo Gómez Navia,  narraron momentos importantes de la vida de Fidel, que hoy aparecen plasmados en distintos materiales audiovisuales, publicaciones impresas y  fotografías.

La versátil y experimentada Premio Nacional de Periodismo José Martí, Juana Carrasco Martín, jefa de la redacción internacional del periódico Juventud Rebelde, ponderó la memoria asombrosa del combatiente revolucionario, al sentirse sorprendida cuando en el acto de reconocimiento a los periodistas que habían trabajado en la campaña por el regreso del niño Elián González, Fidel le comentó: «Te lo dije que lo íbamos a traer…».

«Yo me quedé sin comprender, pero luego recordé que cuando él anunció el inicio de la batalla por el retorno del niño, yo le había preguntado que si él creía que eso sería posible. Y ahí estaba dándome la respuesta», subrayó emocionada.

El espacio Entre colegas tuvo como nota de cierre la exhibición de varios materiales sobre Fidel, en lo que devino un aporte de los periodistas cubanos a las celebraciones por el aniversario 90 del natalicio de un hombre que ha marcado la impronta del periodismo revolucionario y militante, y cuya grandeza es todo un reto para esta profesión.    

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *