La autoridad del pueblo

«Nacidos» del barrio, por la voluntad expresa de quienes lo habitan, y como resultado de un proceso cívico de probada transparencia, los delegados del Poder Popular constituyen la más genuina expresión de la democracia participativa cubana. En esos hombres y mujeres del pueblo –que sobre sus hombros cargan la enorme responsabilidad de representar a una comunidad, defender sus intereses y gestionar las posibles soluciones de sus problemáticas sin que ello les merezca otro beneficio que no sea el del reconocimiento social– va el decoro de un país que se construye desde la base. No hay prebendas ni intereses políticos, tampoco …

La autoridad del pueblo Leer más